DIY: aprende a hacer tu propio desodorante

Nos encanta oler rico en todo momento. Más importante aún, queremos cuidar nuestra piel con productos naturales que no la irriten. Es bien sabido que el desodorante comercial puede provocar irritación y problemas en la piel. Incluso llega a oscurecer las axilas y a producir manchas. La mayoría de los antitranspirantes usan sales de aluminio que tapan los poros cerrando el paso al sudor y esto evita que el cuerpo trabaje de manera normal, refrescando las zonas que debe enfriar.

Por otro lado, las mujeres tenemos pocas opciones en el mercado de desodorante corporal. Por ejemplo, para usar en pecho y espalda. El uso de nuestro desodorante en otras partes del cuerpo queda contraindicado de acuerdo a la etiqueta de la mayoría de los desodorantes (a diferencia de los desodorantes en aerosol para hombres). Por este motivo, a continuación te presentamos un desodorante natural corporal que te mantendrá fresca todo el día.

Desodorante corporal de limón y romero

Para hacer este desodorante necesitas:

  • 100 ml de agua
  • 20 ml de alcohol de 90°
  • 4 cucharadas de romero seco
  • 5 gotas de esencia de limón
  • 10 gotas de extracto de hamamelis

Procedimiento:

Pon a hervir el agua y cuando empiece la ebullición añade las hojas secas de romero. Apaga el fuego y deja que reposen 10 minutos, con la cacerola tapada. Después, añade el alcohol, el hamamelis y la esencia de limón. Mezcla bien y envasa en un frasco de cristal. Puedes aplicarlo con un algodón o con tus dedos. Tendrás una sensación muy refrescante todo el día.

Desodorante corporal de naranja y bicarbonato de sodio

Esta es una receta muy sencilla para la que necesitas:

  • La cáscara de 3 limones
  • cáscara de 3 naranjas
  • 1 litro de agua
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de sal marina

Procedimiento:

Ralla las cáscaras de la naranja y el limón y ponlas a hervir con agua. Cuela la preparación y deja enfriar. Añade la sal marina y el bicarbonato de sodio. Mezcla bien y pásalo a otro recipiente. Puedes usarlo para las axilas y para otras partes del cuerpo. Incluso como un baño relajante.

Este video te puede gustar