DIY: aprende a hacer tu propio bálsamo labial para evitar las grietas

Es una maravilla crear tu propio bálsamo, pues así puedes elegir tu sabor favorito. Teniendo los ingredientes base es posible hacer pruebas para ver qué otro bálsamo obtienes. Esa es la gran ventaja de saber sobre los DIY. ¿Quieres aprender?

Cuida tus labios

Los labios son una de las partes más notorias de nuestro cuerpo. Debido a eso, sufren de manera directa los cambios de temperatura, los efectos de la contaminación, el viento y el sol. Cuando no los cuidamos, se agrietan, y además de dolernos lucen poco estéticos.

Herbolaria, perfecta para la belleza

Hay muchas plantas a nuestro alcance para preparar diversos remedios de belleza. Para hacer tu bálsamo considera elegir las plantas que curan heridas y tienen propiedades cicatrizantes. La consuelda te ayuda con eso gracias a que contiene elementos que disminuyen el flujo de la sangre y favorecen la cicatrización. La equinácea, antibiótico natural, tiene un potente bactericida que sirve para tratar llagas en la boca, anginas o heridas. También la caléndula sirve, ya que posee propiedades antiinflamatorias. Gracias a sus flavonoides y calendulósidos, desinfecta y desinflama. La milenrama ayuda en el cuidado de la piel (desinfecta, trata problemas de acné o eczema). El romero tiene propiedades descongestivas, ideales para crear tu propio bálsamo.

Cómo preparar tu propio bálsamo

  • 1 cucharada de cada una de estas hierbas: hojas de consuelda, raíz de equinácea, flores de caléndula, flores de milenrama y hojas de romero
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 1/4 de taza de cera blanca de abeja
  • 1/2 cucharada de vitamina E

Macera las plantas en el aceite de oliva (al dejarlas remojando durante un tiempo extraes sus propiedades). Pon a baño María y deja 20 minutos a fuego bajo. Separa 40 mililitros de la mezcla y ponlos en un recipiente para microondas. Agrega la cera de abeja y calienta hasta que se derrita. Una vez que la mezcla esté líquida, añade tres gotas de vitamina E y vierte en los recipientes donde usarás el bálsamo. Deja que se solidifique ¡y listo!

Como ves, preparar tu propio bálsamo es facilísimo.

Este video te puede gustar