Dile “ya no más” al exceso de brillo en tu rostro con dos productos naturales

Todas las mujeres sabemos a la perfección por qué la “zona T” (frente, nariz y barbilla) es un problema: porque ahí se acumula la mayor cantidad de grasa facial. Sin embargo, las mujeres con piel grasa sufren el doble. A ellas se les corre rápido el maquillaje y suele presentar espinillas y acné. Pero es momento de que le digas “ya no más” al exceso de brillo en tu rostro con estas mascarillas caseras.

¿Estás segura de que tienes piel grasa?

Para empezar, cerciórate de que en verdad tienes piel grasa. Únicamente tienes que observar tu rostro y analiza lo siguiente: ¿en tu piel suelen destacar los brillos y comúnmente tienes los poros dilatados? ¿Tu piel rechaza el maquillaje o se te dificulta fijarlo? Si tus respuestas son sí, entonces bienvenida al mundo de piel grasa. Ya que has confirmado la textura de tu piel, hazte aliada de productos naturales. Ciertamente hay muchos productos para controlar la grasa, pero no todos son precisamente inocuos o accesibles.

Aloe vera

El aloe vera contiene propiedades astringentes que tienden a secar la piel. También la hidratan y evitan que pierda agua. Para este  tratamiento sólo tendrás que aplicar en tu rostro el gel del aloe vera y absorberá el exceso de aceite y limpiará los poros. Después déjalo secar. Úsalo dos o tres veces al día, luego de lavar el rostro.

Mascarilla de maicena

El almidón de maíz, mejor conocido como maicena, tiene propiedades astringentes que ayudan a reducir y a equilibrar los niveles de grasa del rostro. Debido a la disminución de sebo acumulado en el rostro, la maicena tiene la capacidad de reducir otros problemas antiestéticos, como la aparición de espinillas. Para esta mascarilla sólo tienes que mezclar entre una y tres cucharadas de maicena con agua tibia hasta tener una pasta. Cuando este fría, aplícala en tu cara y déjala secar. Enjuaga con agua tibia. Puedes usar la mascarilla una vez al día.

Este video te puede gustar