Dile “bye” a la flacidez de tus pechos con estos consejos

La juventud es una de las cuestiones más importantes para la mayoría de mujeres. Hay varios aspectos que deben cuidarse para mantenerse en buen estado. La piel es muy importante, porque aunque no queramos, es una de las principales zonas que reflejan el envejecimiento. La flacidez en tus pechos es uno de los primeros signos que debes combatir.

Los senos

Se conforman de grasa, tejido mamario glandular y piel. Conforme pasa el tiempo, van perdiendo elasticidad, pero eso se puede evitar con ejercicio. Hay rutinas que ayudan a tonificarlos y así se evita la acumulación adiposa. Además, es importante que cuides tu peso corporal, porque el aumento o disminución de peso rompe de manera brusca la piel. Cuando eso pasa se producen las molestas estrías, principalmente en el embarazo o lactancia.

Cómo evitar la flacidez de tus pechos

Lo primero que debes hacer, es tratar de mantener una postura recta. Al hacerlo tu pecho estará erecto y no se colgarán tus pechos. Para evitar la flacidez de tus pechos, también debes elegir el sujetador adecuado. Toma en cuenta la forma y el tamaño de tu pecho. Cuando el pecho es voluminoso y pesado, es mejor usar copas grades y que no aprieten demasiado. En el caso de los pechos pequeños, es mejor usar bras en los que los senos queden en su lugar sin espacio de más.

Cuidados extra

A las chicas que hacen ejercicio se les recomienda que usen sujetadores especiales. Además, están creados con telas que funcionan como barrera protectora contra la hipersensibilidad. También es importante que a la hora de bañarte evites usar agua caliente, pues eso daña la piel. Si quieres mejorar la apariencia, aplica masajes y cremas. Sólo debes colocar una mano bajo tu cabeza y con la otra mano aplica crema hidratante sobre el pecho contrario.  Con movimientos ascendentes de la areola hacia afuera dibuja el número ocho.

Este video te puede gustar