Dile adiós al molesto fuego labial con estos fabulosos remedios caseros

El herpes labial, mejor conocido como fuego labial, es un brote muy común. Se origina por el virus del herpes simple de tipo 1. Generalmente es transferido por medio de los besos o por tener contacto con alguna persona con el brote activo.

Desarrollo del herpes labial

Una vez contagiada de este virus, permanecerá en tu organismo latente de por vida. En algunos momentos podría presentarse con síntomas como fiebre, infecciones, estrés, alergia a la comida o quemaduras por sol.

La mayoría de personas, al llegar a una edad adulta han contraído herpes labial. El brote pasa por cinco fases:

  • Hormigueo
  • Ampolla
  • Drenaje
  • Formación de costra
  • Curación

La fase de curación es la más peligrosa, pues es cuando el contagio es mayor debido a que la ampolla se revienta y drena el líquido del virus. Lo más recomendable es detener el fuego labial antes de que llegue a la última fase.

Remedios para acabar con el fuego labial

Muchas mujeres piensan que con maquillar el herpes habrán solucionado la situación. Sin embargo, lo único que lograrán será empeorar la situación, pues el proceso de sanación se prolongará. Para curar el fuego labial existen pomadas comerciales o remedios caseros.

Leche

La leche contiene el aminoácido lisina que ayuda a acelerar el proceso de recuperación. Para mejores resultados se recomienda aplicar con un algodón sobre el brote desde los primeros síntomas de hormigueo.

Té negro

El té negro te ayudará a reducir el dolor y a sanar la ampolla más pronto. Lo único que debes hacer es colocar una bolsita de té negro húmeda directamente en la herida y frotarla unos minutos. Debes hacer esto al menos durante una semana una vez al día y verás resultados pronto.

Ajo

Gracias a sus propiedades antivirales y antibióticas te ayudará a combatir este problema. Corta un diente de ajo por la mitad y ponlo en el brote. No frotes ni nada, sólo coloca el ajo sobre la herida. Debes hacerlo con las manos limpias para no hacer más grande la infección.

Olvídate del fuego labial con estos remedios.

Este video te puede gustar