Delineador negro vs café, sin duda el mejor es…

Mi rutina de makeup es muy muy sencilla: en ocasiones sólo utilizo corrector, máscara de pestañas y el indispensable delineador. En este sentido siempre creí que el delineado negro hacía que mis ojo se vieran más grandes. Sin embargo, no podía estar más equivocada. Así que me di a la tarea de buscar más opciones para dar la ilusión de tener unos ojos más grandes y una mirada más abierta. En esta búsqueda encontré al delineador café y esto fue lo que sucedió.

Me cansé del delineador negro

Diariamente hacia lo mismo: lavaba mi rostro, lo humectaba y aplicaba protector solar. Nunca he sido muy fan de las bases de makeup, por ello sólo utilizaba un poco de corrector para cubrir mi desvelo y cansancio. Después, rizaba mis pestañas con una cuchara y comenzaba a delinear mi ojo. Siempre procuré que el trazo fuera muy delgado y apenas perceptible. Sólo lo dramatizaba un poco cuando salía por la noche. Luego aplicaba mi máscara de pestañas ¡y listo! No obstante, había cosas que me desesperaban mucho. Mi mirada se marcaba un poco más, pero mis ojos lucían pequeños y todo el color negro de mis pestañas sólo hacia que mis ojos parecieran aún más pequeños.

Se me ocurrió que era buena idea utilizar delineador verde

Buscando en el neceser de maquillaje de mi mamá encontré un delineador verde. Al principio no me llamó mucho la atención, pero estaba tan cansada del negro que me animé a probarlo. Descubrí que los ojos cafés se ven muy bien con esta tonalidad pues hace que se vean un poco más luminosos y despiertos. No obstante, necesitas un look muy básico para que no llames mucho la atención. Además, no es muy conveniente utilizar estos colores en una textura cremosa, pues luego de un rato comienzan a batirse.

Aunque no lo crean, salía a la calle con azul metálico

Después de mi pequeño desliz con el color verde me enamoré del maquillaje metálico, como los labiales y los delineadores. En consecuencia intenté delinear mis ojos con azul metálico. Este tono, igual que el verde, es difícil de combinar con ciertos looks y makeups, por ello debes convertirlo en el protagonista de tu atuendo y de tu maquillaje. El color azul hizo que mis ojos se vieran realmente claros, aunque un poco pequeños, por lo que sólo lo reservo para ocasiones especiales.

Me quedo para siempre con el café

Cuando estaba a punto de rendirme decidí probar el color café. Ya en una ocasión lo había intentado, pero nunca encontraba el tono perfecto. Algunos eran muy oscuros y otros muy claros. Sin embargo, esta vez lo intenté con un tono oscuro, pero con toques de color caramelo. Con sólo aplicarlo en la línea inferior del agua mi mirada se abrió instantáneamente. También noté que el color de mis ojos se veía un poco ámbar y luminoso. Desde ese día abandoné al delineador negro para siempre.

¿Cuál color de delineador es tu preferido?

Este video te puede gustar