Delineador mate: así puedes aplicarlo correctamente

Existen diferentes tipos de delineados y técnicas que nos ofrecen variedad tanto en productos como en grosores. Cabe mencionar que los delineadores luminosos y mate son los más utilizados por las amantes del maquillaje. Hoy, nos enfocaremos en tratar y trabajar correctamente el delineador mate para que no sufras porque se ha corrido o no lo luces como tanto te gustaría. ¿Aprendemos juntas?

El producto adecuado

Los delineadores mate se puede adquirir en brocha, plumón y pasta. Lo ideal es que compres aquel que te facilite la técnica. Es importante que experimentes con diversas herramientas para identificar cuál es el mejor, sobre todo si tienes piel mixta a grasa. La piel que produce grasa sufre bastante con las bases de maquillaje, pues esta no es durable. En cuanto al delineador, este se corre con facilidad. Te recomiendo que compres un delineador a prueba de agua, te aseguro que encontrarás versión mate.

Antes de comprar tienes que considerar ciertos aspectos

 

Antes de comprar el delineador comprueba que cumpla tus necesidades. Lo básico es que no se corra y sea de larga durabilidad, además de darte adecuada pigmentación. A algunas mujeres les gusta que sea muy oscuro, mientras que otras prefieren algo más tenue. Por otra parte, verifica que la punta del delineador sea tan delgada o gruesa como quieres que quede tu delineado. De esta manera, te será más fácil aplicarlo.

¿Cómo aplicar el delineador mate?

Aplica fijador de sombras en los párpados, de lo contrario, coloca polvo translúcido para fijar el delineador. Deja que el rostro absorba los productos que comúnmente utilizas. Posteriormente, aplica tus sombras y toma el delineador para trazar una línea en el borde del arco del ojo. Parte de la mitad o del lagrimal, según tu gusto. Si deseas que este se oscurezca, pasa una vez más el producto sobre la línea. Permite que cada capa se seque y fija con primer.

¿Cuál es tu delineador preferido?

Este video te puede gustar