¡Deja de tallar tu cabello como si fuera ropa percudida, mejor aprende el modo correcto de lavarlo!

Desde siempre nos hemos lavado el cabello, pero quizá el modo en que lo haces no es el correcto. He conocido personas que se tallan la melena como si se tratara de ropa percudida, con lo que sólo consiguen dañarla. Y quizá debiste recibir esta lección cuando eras pequeña, pero nunca es tarde, así que es momento de que aprendas el modo correcto de lavar tu cabellera.

Paso por paso

  1. Primero verifica la temperatura. El agua caliente abre la cutícula, facilitando la eliminación de aceites y residuos. Eso sí, en exceso puede resecar y provocar frizzEl agua fría ayuda a mantener la hidratación, pero durante invierno nadie la aguanta. Lo ideal es que encuentres un balance.
  2. Con agua tibia, enjuaga tu melena y masajea la raíz unos segundos. El masaje tiene doble función: que el cuero cabelludo suelte la suciedad y estimular el crecimiento del cabello.
  3. Toma un poco de shampoo y únicamente lava la raíz de tu melena usando las yemas de los dedos. Masajea con movimiento firmes y circulares por unos cinco minutos. Enjuaga y deja que el resto del shampoo baje y limpie las puntas, sin necesidad de tallar. El cabello cercano al cuero cabelludo es el más joven y, por lo tanto, el más graso; en tanto, las puntas usualmente son más secas y frágiles. Cuando está mojado se encuentra en el estado más delicado y lavarlo agresivamente solo da paso a las puntas abiertas.

Otros cuidados

Si tu melena está por debajo de los hombros, una buena forma de evitar que las puntas se resequen es aplicándoles acondicionador. De este modo la humectarás. Emplea una cantidad generosa de acondicionador y distribúyela desde la altura de las orejas a las puntas. Déjalo actuar por cinco minutos y enjuaga bien.

Este video te puede gustar