Decoloración de cabello en casa

A muchas nos agrada la idea de cambiar nuestra melena de tono. Sin embargo, para eso debemos decolorarla y el resultado no siempre es bueno. La melena se reseca, se quiebra e incluso comienza a caerse. Otra cosa que nos sucede es que el cabello se vuelve inmanejable y terminamos por cortarlo. No obstante, existe una decoloración menos agresiva con la melena y además es casera.

Antes que nada, prepara a tu melena para la decoloración

Un mes o dos semanas antes de decolorar tu cabello necesitas nutrirlo lo más posible. Puedes hacerlo con mascarilla de queratina. También puedes aplicar un poco de aceite de coco, oliva o de almendras de medios a puntas y dejarlo reposar al menos 20 minutos, dos noches por semana. De esa forma se hidrata de forma profunda y así dosminuye el daño que la decoloración conlleva.

Comienza la decoloración

Recuerda que según el grosor y la textura de tu melena este procedimiento puede ser más sencillo o tardado. Por ello, lo mejor es aplicarlo por partes, primero cepilla y secciona tu cabello en varias partes con ayuda de unas pinzas. Con cuidado prepara la mezcla para decolorar y con ayuda de un cepillo aplica desde las puntas y sube hasta donde desees.  Después, envuelve tu cabello en papel aluminio y espera de 40 a 45 minutos. Durante ese tiempo puedes ir checando la decoloración.  De esa manera podrás obtener el tono deseado y no lastimar tanto tu cabello.

 Cuidados posteriores

Para que el nuevo color de tu melena dure por más tiempo necesitas hidratarla intensamente. Sin embargo, esta vez debes hacerlo desde adentro, por ello consume alimentos ricos en biotina o toma una cápsula al día. De esa forma, tanto el crecimiento de tu melena como el de tus uñas se incrementará. Ambos estarán nutridos y se verán mejor.

Este video te puede gustar