Cuidados que tu piel necesita luego de una noche de festejo

 Tener una piel de porcelana libre de imperfecciones y suave como la seda es muy sencillo. Tan solo necesitas cuidarla para mantenerla saludable. Ya sé que a veces da flojera tantas rutinas de belleza y es por ello que tu piel luce descuidada. Sin embargo, estos cuidados son básicos y no te tomarán ni 20 minutos. Toma nota y cuida tu rostro.

Limpieza

Este es uno de los cuidados más importante para mantener una piel libre de imperfecciones. Tienes que limpiar tu rostro dos veces al día por las mañanas y por las noches. Recuerda que el agua con jabón no es suficiente para una limpieza completa. Elige un gel limpiador facial que sea adecuado para tu tipo de piel. Opta por un tónico facial que cierre los poros y estimule la circulación sanguínea de tu cutis. No olvides exfoliarlo para eliminar las células muertas. Las pieles secas deben exfoliar su rostro cada 15 días, las pieles grasas una vez por semana y las pieles sensibles na vez al mes. Otro tip que es esencial para tu limpieza facial es desmaquillarte. Cada vez que llegues a casa remueve tu maquillaje y prosigue con la limpieza.

Hidratación

Es normal que todo el cuerpo sufra de deshidratación durante el día y por eso es preciso reponer el agua perdida. La solución a este problema es muy sencillo ¡toma agua! Beber dos litros de agua al día te mantendrá hidratada y tu piel lucirá radiante todos los días. Por otra parte, aplica una crema hidratante sobre tu rostro y una crema corporal para el resto del cuerpo. Además son dos pasos tan sencillos que podrás cumplirlos.

Nutrición

No tienes excusa para brincarte este paso, tan solo debes añadir algunos alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes para cuidar tu piel. Las frutas, verduras, la carne magra y el pescado azul son perfectas para mantener tu piel en buen estado. Por si fuera poco, contienen vitaminas y minerales que son esenciales para darle más brillo a tu piel. Otra manera de nutrir tu tez todos los días es aplicando una crema tópica especial para tu tipo de piel. Y si definitivamente te da flojera o se te olvida aplicar una crema diariamente, opta por una mascarilla facial de nutrición profunda.

Descanso

No solo es uno de los cuidados que debes darle a tu rostro si no también a tu cuerpo. Dormir ocho horas es esencial para reparar tu epidermis de manera natural, despertar con toda la energía y sentirse de buen humor durante la jornada.

Actividades físicas

Las actividades físicas son perfectas para promover la circulación sanguínea de tal manera que elimina todas las toxinas de tu cuerpo. Esto mantendrá a tu cutis saludable y radiante.

Protección solar

Y por último, nunca olvides aplicar protector solar todos los días. Aunque no lo creas, los rayos UV dañan mucho la fibras de soporte de la epidermis propiciando el envejecimiento prematuro.

Este video te puede gustar