Cuidados que tu cutis necesita si te acercas a los 40

En cada etapa de la vida, nuestro cuerpo necesita cuidados específicos. La piel no es la excepción y como buenas mujeres, sabemos que los rituales de belleza nos ayudan a preservar nuestra juventud más tiempo. Cuando somos jóvenes, creemos que no debemos preocuparnos por lo que le brindamos (o no) a nuestra piel. Sin embargo, desde la adolescencia es importante comenzar a cuidarla, para que no tengamos de qué preocuparnos, años más tarde. Si estás por llegar a los 40, debes saber lo que tu cutis necesita. ¿Ya lo sabes? Si no es así, sigue leyendo.

Signos de que algo no anda bien

  • Tu piel se nota seca, sin brillo.
  • Está deshidratada.
  • Aparecen manchas.
  • Hay pérdida de elasticidad y aumentan de manera impresionante las líneas de expresión y arrugas.

Lo que tu cutis necesita

No necesitas lo mismo si tienes 20 años, que si tienes 30 o más. Al llegar a los 40 años, es importante buscar cremas antiarrugas que le desvanezcan esa líneas. Recordemos que conforme pasa el tiempo, las fibras de elastina empiezan a perder su estructura. Considera que tus productos también contengan proretinol, poderoso antiarrugas que favorece la producción de colágeno y elastina. Para darle más power a tu tratamiento, opta por tener alguno que refuerce las fibras de elastina en tu piel, para que tu rostro se mantenga firme y hermoso.

No sólo te fijes en tus productos

Además de lo que puedan brindarte los tratamientos antiedad, hay otras cosas que debes tener en cuenta. Por ejemplo, la postura en la que duermes. Para evitar las líneas de expresión, será mejor que duermas boca arriba. Así tu piel no tiene contacto con las sábanas y no se marcan líneas en tu rostro o pecho. Antes de irte a la cama, usa una rutina de belleza en la que agregues todos los ingredientes que le darán el cuidado que necesita tu cutis. No olvides que la alimentación también importa, al igual que un estilo de vida saludable. Todo en conjunto, te dará los resultados que tanto buscas.

Este video te puede gustar