Cuida la salud de tus uñas con esta rutina

Como sabes, las uñas son elementos importantes que forman parte de la belleza de nuestras manos. Sin embargo, el error que siempre cometemos es limarlas y pintarlas con un bonito tono de esmalte y ya. No digo que esté mal, pero cuidar la salud de tus uñas va más allá que solo darle esa apariencia atractiva con un esmalte. Quiero compartirte esta rutina para lograr unas uñas hermosas, sanas y fuertes. De este modo lucirás unas manos hermosas.

Consume más alimentos ricos en vitaminas

Aunque no lo creas, tu alimentación influye mucho en la apariencia de tus uñas al igual que en la de tu cabello y de tu piel. El primer paso de esta rutina consiste en hacer unos ligeros cambios en tu dieta. Las vitaminas le brindan a tus uñas los nutrientes necesarios para mantenerlas sanas y fuertes. Por ello, te recomiendo que agregues alimentos ricos en proteínas, zinc, biotina y vitamina B. Como por ejemplo frutas y verduras como la zanahoria, el jitomate, los plátanos, los frutos secos, etc.

Exfolia tus manos

¿Qué caso tiene tener unas uñas sanas y bonitas si tus manos lucen secas y sin vida? Las manos son el lienzo de tus uñas y es por eso que exfoliar es parte importante de esta rutina. Así podrás eliminar todas las células muertas acumuladas en ellas. El resultado final serán unas manos suaves, rejuvenecidas e hidratadas para lucir una manicura de 10. Puedes encontrar exfoliantes para manos en tiendas de belleza o bien, crear tu propio exfoliante casero. Mezcla azúcar y miel para preparar un exfoliante fácil y rápido. Recuerda que no es bueno exfoliar la piel todos los días, lo recomendable es que lo hagas una vez cada quince días.

Cuida las cutículas

Oye sí, ¿qué onda con las cutículas? Créeme, las cutículas no son de adorno y en realidad necesitan más cuidado de lo que crees. No es recomendable cortarlas al menos que tengas los famosos padrastros o tu piel esté floja. De lo contrario, lo mejor es aplicar unas gotas de aceite removedor de cutículas y dejarlo actuar unos minutos. Después con la ayuda de un palito de naranjo, empuja las cutículas hacia abajo de manera suave y nada agresiva.

Pule tus uñas

Un pulidor de uñas es perfecto para darle una apariencia radiante y suave a tus uñas. No necesitarás pintarlas para que luzcan hermosas, su aspecto natural ¡te encantará! Una vez que hayas pulido tus uñas, trata de darles forma y verás que quedarán muy lindas.

Humecta

El último paso para cuidar la salud de tus uñas es humectar tus manos con una loción o crema humectante. Tus manos lucirán suaves, tersas y radiantes sin ninguna pizca de resequedad. Repite este paso después de lavarte las manos cada vez, pues los jabones resecan la piel. Por la noche, antes de acostarte espárceles una generosa capa de crema emoliente o vaselina, y pone unos guantes de algodón. Al día siguiente enjuágalas; de cualquier modo, el exceso se eliminará durante el baño.

Este video te puede gustar