Cuáles son y cómo se usan las brochas para el blush y el contour

Para aplicar el blush y el contour existen brochas especiales. Conócelas, de este modo podrás aplicar el rubor y el contour de la mejor forma. La magia de tener la brocha correcta reside en el difuminado que esta brinda.

El tipo de brocha que necesitas

La brocha para el contour y el blush en polvo es la misma. Tiene pelo natural o artificial pero suave y largo para difuminar bien el polvo. Puede ser biselada o redondeada. Si no tienes una brocha de colorete también te puede servir la brocha kabuki. Se trata de una brocha pequeña redondeada con mucho pelo que puede servir para el polvo compacto, translúcido y para el blush o contour.

¿Cómo se usa?

Acerca tu brocha al polvo de blush o contour. Una vez que tengas algo de producto en la misma límpiala un poco sacudiéndola. Ahora aplica en movimientos ascendentes desde el pómulo hacia la mandíbula si se trata de contour. O bien, si se trata de blush sigue el mismo proceso y aplica justo en la bolita que se hace en tu rostro cuando sonríes. 

Así tienes que cuidarlas

Para que tus brochas te duren más tiempo procura comprarlas de buena  calidad. Además, es buena idea protegerlas en una funda o estuche especial si vas a guardarlas en tu neceser de maquillaje. Algunas brochas kabuki traen un estuche especial para que puedas llevarlas a cualquier parte. Finalmente, no olvides que lavar las cerdas de tus brochas evita imperfecciones en tu rostro. Lava tus brochas pro lo menos cada tres días. Aquí te explico como puedes hacerlo sin que se maltraten.

El blush nos sirve para tener un look más natural y saludable, es el toque especial para que tu tez luzca radiante. Por otra parte, el contour nos ayuda a afinar las facciones, con un poco de oscuridad en ciertas partes de tu rostro puedes tener una nariz más refinada o bien unos pómulos más marcados.

Este video te puede gustar