Cosas que nunca debes hacer con tu cuero cabelludo

¿Sabías que toda loca decisión que tomes para hacerle a tu cabello afecta de manera directa tu cuero cabelludo? Sí, aunque creas que lo cuidas o sí sufre el impacto. Lo mejor sería que consideraras cuántas cosas puedes evitar para no causarle daño al cuero cabelludo. Su función en tu cabeza es muy importante, pues se encarga de cuidar y proteger cada uno de los cabellos que tienes.

Dejar de cortarlo al menos cada tres meses

Si quieres ver tu cabello lindo y muy largo, necesitas despuntarlo cada dos meses como mínimo. Conforme el cabello crece sufre daño, como las puntas abiertas. Si tardas más tiempo en hacerlo, el daño sigue subiendo hasta llegar al cuero cabelludo. Ahí puede ser caótico y tendrías problemas con tu melena.

Pintarlo en casa

Está padre pintar nuestro cabello, nos hace sentir diferentes. Funciona cada cuando para darle un toque único a nuestra imagen. Sin embargo, pintar el cabello en casa puede ser peor que hacerlo en el salón. Los tintes que usas en casa son menos duraderos y eso hace que los uses más seguido. Aplicar tanto tinte de manera constante hará que tu cuero cabelludo se dañe y debilite.

Peinar tu cabello mojado

El cabello mojado es más delicado y puede quebrarse con más facilidad. Pienarlo mojado hace que se rompa más fácilmente. Imagina cuantos cabellos pueden romperse con el cepillado. Lo mismo sucede al usar planchas y secadoras. Espera a que tu cabello se seque y luego ya puedes peinarlo.

Usar peines y cepillos sucios

Al cepillar tu cabello, en tu cepillo o peine quedan miles de partículas de células muertas de tu cuero cabelludo. Estas son un nido de bacterias. Si no lavas con frecuencia tus peines y cepillos, podrías causar una infección en tu melena.

Agua caliente y mucho champú

Las glándulas del cuero cabelludo producen aceite natural esencial para la salud de tu cabello. Usar tanta agua caliente puede eliminar ese aceite y hacer que tu cabello se vuelva quebradizo o seco. Lo mismo sucede cuando lavas de manera seguida o con mucho champú tu cabello. Lava sólo dos veces a la semana tu melena, ¡cuídala! Evita el agua caliente, tal vez tibia sea una buena opción.

Peinados ajustados

Peinarte está bien, lo que no lo está, es que aprietes demasiado tu cabello. Si lo haces, puedes dañar tu cabello, porque lo jalas desde la raíz. Opta por usar ligas cerradas, para que no se enreden en tu cabello. Deja de lado los productos metálicos, para evitar que se atoren en tu cabello y te lastimen.

Este video te puede gustar