Cosas que le hice a mi piel y no volvería a hacerlas

Cuando somos adolescentes probamos distintos tratamientos, remedios y productos para la piel. Hacemos cosas que no siempre son acertadas. Esto es normal, pues así formamos nuestro estilo y gustos, tanto en makeup como en cuidado de la piel. Aprendemos a elegir los productos adecuados según las necesidades. Sin embargo, debemos admitir que no siempre tenemos la experiencia ni el conocimiento suficientes para elegir correctamente esos productos. En este sentido podemos perjudicar nuestra piel de una forma que no imaginamos. Por ejemplo, yo cometí muchas atrocidades cuando era más jovencita. Te cuento un poco para que no hagas lo mismo.

Usar mucho maquillaje a temprana edad

Cuando tenía catorce años no me interesaba mucho el mundo del maquillaje. Sin embargo, nunca me podía faltar un delineador negro y uno rosa, pues con ellos afilaba mi mirada y me veía muy chula, según yo.  Tiempo después, comencé  a interesarme por los labiales y las paletas de sombras, por tanto de un momento a otro comencé  a maquillarme sin saber lo que hacía. Pensaba que entre más sombra me pusiera, mejor me veía. A veces no combinaba los colores y también me gustaba aplicar una capa gruesa de base. Yo sé, yo sé… Así salía a la calle y hasta pensaba que me veía bien. Ya con el tiempo aprendí a utilizar el maquillaje a mi favor y no en mi contra.

Una de las peores cosas fue intentar aclarar mi piel

Otro de los errores que cometí fue intentar aclarar mi piel. Mi cutis tiene un tono más trigueño que claro y en verdad se ve muy lindo. No obstante, cuando era pequeña inundaba mi mente con tendencias y revistas que siempre alababan la piel clara. En consecuencia me nació la cosquillita de aclarar mi piel. Probé miles de recetas buenas y malas. Al final  me arrepentí de todo ello. La piel morena es muy linda y luce espectacular, en este sentido la clave es amarnos tal cual somos y no pretender ser otra persona en ningún aspecto.

No usar protector solar todos los días

Creo que de todas las barbaridades que cometí esta es de las que más me arrepiento.  El protector solar no sólo protege nuestro tono de piel, sino que nos ayuda a protegerla de daños a nivel celular, como el fotoenvejecimiento o el cáncer de piel.  Por ello es sumamente importante utilizarlo todos los días incluso cuando está nublado. Yo sólo lo usaba cuando salía a la playa, pero ahora entiendo el grave error que cometí. Ahora lo uso todos los días sin importar si está nublado. Además, seguí el consejo de mi dermatóloga, quien me dio el producto que más se ajusta a mis necesidades.

No tener rutina completa para su cuidado

Una de las cosas que muchas chicas hacemos sin darnos cuenta es centrarnos en los problemas que tiene nuestra piel, pero no en su cuidado en general. Por ejemplo, si tenemos piel grasa, buscamos tratamientos para ello, pero no buscamos tratamientos para humectarla o restaurarla. Por ello es importante que tengas una rutina que abarque distintas aspectos o problemas. Sólo de esa forma cubrirás un amplio espectro y tu cutis estará sano y lindo.

¿Ustedes cuáles cosas horribles le han hecho a su piel?

Este video te puede gustar