Contusiones en las uñas que podrían indicar cáncer de piel

Cuando escuchamos el término “cáncer de piel”, nos imaginamos sólo manchas o lunares en la piel. Por desgracia, esta enfermedad puede presentarse de diferentes maneras. En nuestra nariz, cuello, espalda, orejas y también en las uñas. Así fue la manera en que Karolina Jasko descubrió que tenía cáncer de piel. 

Una manicura, como cualquier otra

Un día Karolina fue a hacerse manicura, como cualquier otro día. Algo fue diferente en esa sesión. El técnico le dijo que una de sus uñas presentaba un diminuto hematoma.  Ella no le dio mucha importancia, pero una semana después las cosas se pusieron bastante feas. Su uña comenzó a infectarse, se puso roja y se hinchó.En ese momento ella se asustó y decidió ir al médico. La infección no era lo preocupante, sino el moretón.

Melanoma

El hematoma parecía una línea vertical recta y delgada, que iba de la parte superior a la inferior de la uña. El dermatólogo realizó análisis y ahí salió la cruda verdad: era melanoma, la forma más agresiva de cáncer en la piel. Es importante señalar que la infección no tiene nada que ver con el cáncer, pero gracias a esa infección, la mujer pudo saber lo que estaba pasando con su salud.  Por fortuna al haber descubierto a tiempo el problema, pudieron hacer algo. Al principio se creyó que tendrían que amputarle el dedo por completo. No fue así, sólo se quitó la uña y se le colocó injerto de piel en el pulgar. 

Ahora ya lo sabes, además de cuidar de tu piel también cuida de tus uñas. Revísalas de manera frecuente para que estés pendiente de algún cambio que haya. Ante cualquier cambio que notes, es mejor que acudas al médico lo antes posible. Por ejemplo: manchas, líneas, decoloración, hinchazón, uña frágil. El protector solar debe aplicarse en manos y pies al igual que en toda la piel.

Este video te puede gustar