Consejitos de makeup cuando tu piel sufre de acné

Muchas de nosotras hemos tenido problemas de acné. Lo malo es que cuando eso sucede, lo primero que pensamos es en tapar todo rastro de las imperfecciones con un poco de makeup. Ok, se vale; pero cómo hacerlo de manera correcta si tu piel sufre de acné. Lo más importante es elegir los productos correctos.

Prepara tu piel

El primer paso para un maquillaje perfecto es la preparación de la piel. Cuando se tiene acné este paso es la clave para reducir la producción excesiva de grasa y destapar los poros. Limpia muy bien tu rostro con agua tibia y un gel facial especial para pieles con acné. Después de limpiarla hidrátala con una crema hidratante que sea en gel y libre de aceites.

Corrector y base

Después de limpiar la piel y de haberla hidratado ya es el momento de comenzar a aplicar el maquillaje. Utiliza un corrector cremoso en color verde. Este te ayudará a camuflar imperfecciones rojizas como granitos, barros y piel irritada. La forma correcta de aplicarlo es poner una pequeña cantidad de corrector sobre la zona de la lesión que quieras disimular. Auxiliándote de una brocha especial para corrector, difumina dando pequeños golpes hasta que se vea natural. Lo mejor para una piel con acné es utilizar una base de maquillaje fluida, libre de aceites y de alta cobertura. Así evitarás aplicar capas gruesas sobre tu piel que no le permitan respirar. Esta base te ayudará a disimular todas las imperfecciones con menor cantidad de producto. Así podrás lucir una piel más fresca y natural. Para aplicarla debes utilizar una brocha especial para este producto. Es muy importante siempre mantenerla limpia para evitar trasladar bacterias a la piel. Esparce la base dando pequeños toques por todo el rostro. Después, poco a poco ve cubriendo los barritos y difumina bien para lograr un acabado natural. También, puedes optar por una BB Cream, pues tiene tinte, te hidrata y te da una apariencia más fresca y natural.

Polvo matificante

En vez de utilizar polvos compactos te recomendamos que optes por un polvo translúcido matificante. Este es la mejor opción para evitar que el rostro brille a lo largo del día. Sella la base del maquillaje con una capa muy ligera de estos polvos en las zonas más grasosas del rostro. Es decir, la frente, mejillas y barbilla, conocidas como la zona T.

Ojos y labios

Maquillar tus ojos y labios es una gran forma de disimular el acné del rostro ya que al resaltar estas zonas restarás visibilidad a las imperfecciones. El secreto es atraer la atención a esas zonas donde hay menos granos. Si la mayor concentración de imperfecciones está alrededor de tu boca opta por un maquillaje de ojos llamativo e intenso. En cambio, si tu frente tiene la mayor cantidad de acné, entonces lo mejor será darle un toque de color intenso a tus labios. Ya sea un rojo intenso, fucsias o morado, la atención irá directo al área de tu boca.

Cómo tener un aspecto saludable si tu piel sufre de acné

Después de aplicar el maquillaje puedes sentir que has perdido profundidad en el rostro. Si una de las zonas más afectadas por el acné son tus mejillas, lo mejor será no aplicar rubor en ellas. Si decides utilizarlo procura que sea rubor en polvo y aplicarlo solo en la parte alta, evitando excederte en el color. Otra forma de devolverle profundidad al rostro es aplicando un poco de iluminador en la zona elevada de los pómulos. Cualquiera de estas dos opciones te ayudarán a darle un aspecto más saludable al rostro, devolviéndole vitalidad.

Si sigues estos consejos, notarás que le funcionan muy bien a tu piel. Cuida que tus productos tengan la higiene necesaria para aminorar el problema.

Este video te puede gustar