Conoce todo sobre el acné quístico y su tratamiento, ¡auch!

Es casi un hecho que todas hemos sufrido de acné en algún momento de la vida. Ya sea en la adolescencia, cada mes cuando va a llegar nuestro periodo o incluso cuando estamos muy estresadas. Sin embargo, hay personas que padecen acné quístico, la forma más grave de este problema de la piel. Conoce más de este padecimiento para que puedas detectarlo a tiempo.

Cómo saber que es acné quístico

Quien lo padece puede presentar quistes, pápulas o pústulas que provocan bastante dolor. Las lesiones son más grandes que las que causa el acné común. Se origina porque los conductos por los que debe circular el sebo se obstruyen. A diferencia del acné común, sucede bajo la superficie de la piel. Entre las lesiones más comunes están los quistes, granos y espinillas. La aparición de quistes se debe a la acumulación de líquido en la profundidad de la piel, y si no se quita puede causar infección.

Cómo tratar los granos dolorosos

A diferencia de los granos causados por el acné, los quistes duelen. En ese caso es indispensable acudir con el médico, pues de otro modo no se solucionará el problema. El dermatólogo es el indicado para conocer las condiciones y características de tu piel y saber qué te favorece. En ocasiones es mejor realizar una cirugía que ayude a drenar los quistes. Un experto debe hacerlo para evitar cicatrices o infecciones peligrosas. Cuando el caso no es tan severo, se recomienda tomar antibióticos o llevar un tratamiento hormonal. Para evitar la aparición del acné quístico es importante usar los productos adecuados de acuerdo a las características de tu piel. Además, la hidratación es necesaria para mejorar su aspecto.

Recuerda, cuando veas un grano evita tocarlo para no empeorar el problema. Acude con el médico para que te indique el tratamiento adecuado.

Este video te puede gustar