Condiciones de la piel que empeoran con el estrés, ¡aguas!

Nuestro cuerpo reacciona ante el estrés lo quieras o no. En realidad, algunas condiciones de la piel empeoran con el estrés de un momento a otro. ¿De qué depende? Básicamente de tu predisposición genética y de la forma en la que controlas el estrés. En algunas personas es más notable que en otras.

El acné

Si existe un efecto en la piel que todos podemos notar cuando sube el estrés ese es el acné. Durante la semana de finales en la universidad o durante una gran reunión, los granitos salen por estrés. Échale la culpa a las hormonas. El estrés activa una hormona que favorece la inflamación, por lo que empeora las afecciones de la piel, como el acné. Esa es la razón por la que los brotes chiquitos que tenías hace una semana ahora crecen como un volcán.

Eccema

 

Es un grupo de afecciones de la piel que presentan inflamación y picazón. Esta alteración afecta tanto a jóvenes como adultos. Los síntomas varían desde la apariencia de un área reseca y sensible. Los parches ásperos y escamosos aparecen después o bien se puede presentar como piel extremadamente roja, inflamada y con picazón. Una simple alergia al calor o al frío puede desencadenar un brote de eccema, pero es usual que este brote aparezca por estrés. 

Psoriasis

La psoriasis se presenta como una serie de parches elevados, rojos y escamosos en la piel. Se ve especialmente en los codos, rodillas y cuero cabelludo. El estrés es una de las posibles causas de este mal que se agrava conforme pasa el tiempo. Cuando se tiene psoriasis, la tez genera células a un ritmo mucho más rápido de lo normal. El estrés produce hormonas como la adrenalina, el cortisol y la hormona del crecimiento que se envían al cuerpo a toda marcha, lo que agrava la psoriasis.

Este video te puede gustar