Cómo usar tu quitaesmalte en el día a día

El quitaesmalte es uno de los productos que más usamos. Casi todas lo ocupamos solo para retirar el exceso de esmalte que nos queda en los dedos cuando nos pintamos las uñas. Sin embargo, hay chicas que saben que también tiene otros usos. Para que puedas sacarle el máximo provecho, conoce estos truquillos que pueden ayudarte en más de una ocasión.

Limpieza en casa

Aunque no lo creas, el quitaesmalte puede ser tu mejor aliado para dejar linda tu casa. En el caso de las losetas, puedes tomar una pequeña cantidad del producto y frotarlas para quitar esas molestas manchas en el piso. Incluso si tu sobrinito rayó una superficie con marcador, eliminas la mancha frotándola con un algodón humedecido con quitaesmalte. No es aconsejable usarlo en superficies de madera, pues le quita el barniz y la hace lucir fea. También podrías usarlo en tus tazas o vajilla para quitar las molestas manchas de café. Solo asegúrate de no poner la sustancia en las impresiones de tu vajilla, pues las borraría por completo.

Desinfectar tu kit de belleza

Ya sea para depilarte o para quitarte los pellejitos de las uñas, usas diferentes herramientas. El quitaesmalte puede ser tu mejor aliado. Si usas rastrillo, puedes limpiar las cuchillas con un poco de acetona. Solo ten cuidado de no pasar los dedos por el filo, para no cortarte. Además de tu rastrillo, también desinfecta tus herramientas de manicura. Moja un trozo de algodón con un poco de acetona y limpia los extremos de tus herramientas. Así previenes infecciones.

Darle más vida a tu esmalte favorito

Luego de un tiempo los esmaltes se van secando. Antes de que los tires, añade un poco de acetona. No agregues más de dos gotas porque podría quedar muy aguado. Luego de verter la acetona, tapa bien el frasco y agita. Destapa y nota si quedó bien su textura. Podrás usarlo por un tiempo más.

Este video te puede gustar