Cómo tener un makeup bonito sin exagerar

Un maquillaje diario debe ser bonito, encantador y sobre todo natural, pues hay que saber cuándo maquillarse de manera dramática y cuándo no. Por esto te compartimos algunas reglas básicas que debes seguir para tener un makeup bonito sin exagerar.

Hidratar antes de aplicar la base

Un paso muy importante antes de comenzar a maquillar es hidratar el rostro con crema hidratante. Tampoco olvides realizar a diario tu rutina de belleza (limpiar y tonificar, y una vez a la semana exfoliar) antes de maquillar. De no hidratar tu cutis, al aplicar la base de maquillaje obtendrás un rostro seco con una consistencia grumosa. Esta consistencia como de “harina” se nota a kilómetros y desfavorece mucho. Por eso es muy importante preparar tu piel sobre todo si tu tipo de piel es grasa o mixta, que suelen ser más problemáticas. Además, la crema hidratante ayudará a que tu maquillaje dure más tiempo.

Elegir el tono correcto

Siempre busca el más parecido a tu cutis. Ni un tono más claro ni uno más oscuro, pues se alcanza a distinguir el cambio brusco de tonalidades. Normalmente es muy complicado encontrar una base de maquillaje que sea exactamente igual a tu tono de piel, por eso lo recomendable es elegir las dos que más se acerquen a tu tono y combinarlas.

Seleccionar una base de consistencia ligera

Para lucir un maquillaje bonito y natural es recomendable que la consistencia de la base sea ligera. Esto quiere decir que no apliques demasiada cantidad, porque puede parecer que traes una máscara. Por otro lado, toma en cuenta que las bases líquidas son más ligeras que las cremosas. Las esponjas de maquillaje son útiles para dejar una consistencia ligera al aplicar la base en comparación con las brochas. No olvides difuminar bien sobre todo en la frente, barbilla y cuello.

Aplicar el corrector después de la base

Ha sido un gran dilema en el mundo del makeup si el corrector va antes o después de la base. Sin embargo, algunas bases de maquillaje tienen demasiada pigmentación y cubren el corrector si lo pones antes y la zonas con imperfecciones quedan expuestas. Por eso lo recomendable es aplicar el corrector después de haber aplicado la base del maquillaje y sellar con polvos sueltos.

Sellar con polvos sueltos

Después de haber aplicado la base del maquillaje y el corrector ha llegado el momento de sellar tu maquillaje con polvos sueltos. Esto es para matizar tu rostro y eliminar el exceso de brillo. Además le dará una apariencia más natural y una larga duración. Es recomendable utilizar polvos translúcidos.

Nunca aplicar el blush con las mejillas hundidas

No hagas “boca de pez” al aplicar tu blush o iluminador pues en vez de enfatizar tus facciones lograrás un efecto contrario sobrecargando el maquillaje. Mejor sonríe mientras aplicas el rubor para dar un efecto más natural.

No perfilar los labios por fuera

Para no exagerar tu maquillaje procura añadirle volumen a tus labios de la manera correcta. Como tip, exfolia tus labios con tu cepillo de dientes para eliminar las células muertas; luego hidrátalos. Después, pasa un cubito de hielo sobre ellos y así de manera natural tus labios se harán más gruesos. En vez de perfilar por fuera hazlo por dentro. Aplica un poco de iluminador en el arco de cupido y en el centro del labio inferior.

Difuminar bien las sombras

Unas sombras mal difuminadas pueden decir mucho de ti. Ya sea que te maquillaste a las prisas o que simplemente no te importó. Aplica la sombra de ojos sobre la cuenca del ojo para dar profundidad, en vez de hacerlo directo en el párpado. Utiliza la brocha correcta para hacer este trabajo.

La máscara de pestañas es imprescindible

¡No salgas sin máscara de pestañas! Poner rímel hace que una mirada apagada y dormida se vea más despierta, profunda y hermosa. Además, es perfecto para cualquier emergencia de belleza. Aplica tres capas para obtener unas pestañas grandes y voluminosas, pero sobre todo sin el efecto de “patas de araña”.

No usar un tono más claro o más oscuro para las cejas

Una regla super importante para tener un makeup bonito: nunca maquilles tus cejas de un tono más oscuro y menos para simular cejas más gruesas. Lo único que obtendrás será unas cejas muy falsas, oscuras y que te agregarán años. En caso de que tus cejas sean muy oscuras, elige un tono similar o uno más claro. Pero en caso de que sean apenas visibles, elige solo un tono más oscuro para hacerlas notar sin que pierdan su forma natural.

Este video te puede gustar