Cómo tener manos perfectas con una manicura al mes

Sin duda, nuestras manos pueden ser reflejo de nuestra edad, limpieza e interés por nuestra apariencia. Son una parte del cuerpo que refleja belleza y debemos tratarla como tal. No a todas nos gusta darles mantenimiento cada semana, así que para nosotras la técnica de “esmalte” es perfecta, ya que sólo necesitas ponerle atención una vez al mes.

¿Por qué invertir en un manicure de gelish?

giphy_jessiejnails

Para empezar, el “gelish” viene en presentación de esmalte, pero se endurece como las uñas de gel. Además, con este puedes hacerte una enorme variedad de diseños. Se recomiendan especialmente para las chicas que se muerden las uñas. No sólo disimulará los estragos de esta manía, sino que dificultará seguir haciéndolo.

Ventajas del gelish

Beautiful girl manicurist doing manicure for woman in beauty salon

  • A pesar de que dura 21 días, se remueve en apenas 15 minutos.
  • Se puede adherir a tus uñas naturales, a las acrílicas o de gel.
  • Hay muchísimos colores. Hay mate, translúcidos, con glitter, nácar, neón  y de efectos especiales.
  • Seca rápidamente.
  • No daña tus uñas.

 

¿Cómo cuidarlas?

Manicure set in a beauty salon. Beautiful female hands.

Primero que nada, siempre acude a un profesional para aplicarlas. Aunque venga en formato de esmalte, tiene un método de aplicación:

  1. Primero, necesitas una manicura básica: limpieza de manos y uñas y empujar la cutícula.
  2. Luego, te limpian perfectamente los cueritos de alrededor de la uña y limarán estas hasta que tengan la forma deseada.
  3. Enseguida, te aplican un balanceador de pH.
  4. Después, te colocan una capa de base que secan con una lámpara LED o de UV.
  5. Posteriormente, te hacen el diseño de tu preferencia. Dejan secar cada capa de color bajo la lámpara el tiempo que requiera según el tono.
  6. Finalmente, te aplican una capa protectora y la secan también.
  7. Para terminar, pasan un paño con limpiador gelish por la superficie de tus uñas. Y el buen servicio se termina con una capa de aceite de cutículas y crema de manos.

Además, la clave para que estas uñas no lastimen tu uña natural es ir una vez al mes con un profesional a que las remueva correctamente con unas láminas de aluminio y un removedor especial. Fuera de eso, no necesitan mayor cuidado, pues este esmalte no se descama ni se raya y tampoco pierde su brillo original.

La verdad es que es una bendición sólo recordar tus uñas una vez al mes.

Este video te puede gustar