Cómo sobrevivir a un cambio de look que terminó en desgracia

Típico, tus hermanas, primas, amigas y hasta la vecina te animan a que te hagas un cambio de look para comenzar el año. Miras y miras imágenes hasta que encuentras lo que quieres: ¡un degradado! Después de ver los maravillosos resultados que otras chicas han tenido, tus expectativas están por los cielos. Sin embargo, al final las cosas no salieron como esperabas. Pero tranquila, te diré como sobrevivir a un cambio de look que terminó en desgracia.

Nada de llanto

Antes que nada, tranquilízate, todo tiene solución. Analiza bien qué harás y no vayas a rasurarte como hizo hace un par de años Britney Spears. Tampoco vayas al supermercado y tomes el primer tinte que veas. Lo mejor es que consultes con un experto y realmente tomes en cuenta sus recomendaciones.

Cuida tu cabello

Tal vez el nuevo resultado tampoco sea el que esperabas, pero las cosas han mejorado. Ahora dedícate a cuidar tu cabello, ya que lo has expuesto a muchas sustancias químicas y necesita un descanso. En pocas palabras, aunque sea por un tiempo, dile adiós a los tintes, rayitos, mechas californianas, degradados y todos esos cambios que conlleven un mar de químicos.

Acepta tu nuevo look

Para que las cosas funcionen, acepta tu nuevo look. Entiendo que no es lo que esperabas, pero deja de mirarte al espejo y querer retroceder el tiempo. Los errores de belleza tiene un precio alto, pero al menos ya sabes qué te va, qué no te va, a dónde ir y a dónde JAMÁS regresar. En lo que te adaptas al nuevo cambio, puedes recoger tu cabello.

Actitud positiva ante todo

Y si nada de lo anterior te da consuelo… ¡pues recuerda que el cabello crece! No te mentiré, tu melena es parte de tu personalidad, pero sólo es eso: es parte de ti. Así que no dejes que tus ánimos decaigan y arréglate como siempre sueles hacerlo, pero sobre todo, vístete de actitud positiva y olvídate de la desgracia.

Este video te puede gustar