Cómo quitar el gelish en casa sin morir en el intento

El mayor inconveniente de ponerte uñas con gelish es cuando tienes que removerlas. No temes que sea doloroso ni nada por el estilo, sino el tiempo que te quita. La realidad es que nos damos el tiempo de ir a la manicura, pero pocas veces regresamos a que nos quiten el gelish. Me declaro culpable de ser una de las tantas mujeres que lo hacen. Afortunadamente existe una forma muy sencilla de deshacerte del gelish en casa sin arruinar tus uñas.

Material

Vas a necesitar acetona pura. No me refiero al quitaesmalte que te venden en cualquier farmacia, sino la que compras en lugares especializados en productos para uñas. Te recomiendo comprar suficiente para que la tengas a la mano siempre. También requieres algodón, 10 tiras de aluminio de 3 x 8 centímetros, una lima, un palito de naranjo o una espátula de metal pequeña y algo de cinta adhesiva. Ten cuidado con las posibles heridas que puedas tener ya que la acetona va a arder bastante. Quitarte el gelish en casa será más rápido de lo que piensas.

¿Cómo hacerlo?

  • Lima la superficie de cada una de las uñas.
  • Coloca una bolita de algodón empapada en acetona encima de cada uña.
  • Colócalo directamente sobre el gel. Ten cuidado que toda la superficie con color debe quedar cubierta con el algodón.
  • Toma una tira de papel aluminio, dóblala y empieza a enrollar el aluminio en toda tu uña.
  • Utiliza un pedazo de diurex y pega el extremo del papel aluminio para sujetar la tira, no se te tiene que caer el aluminio de las uñas.
  • Repite la operación en cada dedo.
  • Ahora debes de esperar unos 15 o 20 minutos. Ponte cómoda y relájate.
  • Con mucho cuidado quita un envoltorio a la vez. El gel debe de estar lo suficientemente suave como para quitarlo con un palito de naranja o con una espátula pequeña de metal.
  • Si el gel sigue duro, es que no lo cubriste correctamente con la acetona o el tiempo no fue suficiente. En este caso moja otra vez el algodón y vuelve a envolver el dedo.
  • Pasa el palito de naranjo o la miniespátula por la superficie de la uña y quita el gel suavemente con cuidado.
  • Ahora moja un algodón con acetona y limpia cada uña.
  • Remoja las manos en un recipiente con agua tibia para quitar el residuo de gel.
  • Aplica aceite de almendras en cada uña para humectarla, y recuerda que debes dejar descansar tus uñas por un tiempo.

Quitar el gelish en casa por alguna emergencia es super sencillo.

Este video te puede gustar