Cómo me pongo pestañas postizas

La verdad, una de las cosas que más me gusta del maquillaje es cómo hace que nuestra mirada luzca. Solo basta un poco de delineador en el color adecuado, rímel y no habrá nada que opaque la belleza de nuestros ojos. Sin embargo, hay algo que puede hacerlos lucir un poco más y se trata de las pestañas postizas, aunque aplicarlas es una labor titánica. Por ello te tengo un pequeño tutorial de cómo me pongo las pestañas para que no se muevan ni un centímetro y me duren todo el día.

Aplica tu maquillaje como siempre

Realmente no tienes que cambiar algo de tu rutina, simplemente debes maquillarte como lo haces todos los días. Ya sabes, lavas tu rostro, te pones algo de crema humectante y protector solar. Después aplica primer tanto en el rostro como en los párpados. De ese modo te aseguras de que el pigmento permanezca en tu rostro sin importar cuanto tiempo pase. Luego aplica las sombras de color que más te gusten y finaliza con el delineado. Después enchina con un rizador tus pestañas.

Mide tus pestañas

Primero necesitas medir tus pestañas postizas con las naturales. Para ello solo acércalas a tu ojo, obviamente sin poner el adhesivo. Después recórtalas, de ese modo no tendrás problemas para colocártelas. Ten cuidado al despegarlas del empaque, pues generalmente tienen un poco de pegamento que hay que retirar con unas pinzas para depilar y mucha paciencia. Si las jalas con fuerza podrías romperlas, tirarles cabellitos e incluso deformarlas. Hazlo despacio, de lo contrario, arruinarás tus pestañas.

 Ahora sí, manos a la obra

Es momento de colocar tus pestañas. Muchas chicas aman ponérselas desde el nacimiento del ojo y algunas otras desde el lagrimal. Al hacerlo desde el nacimiento se verán más grandes y tupidas. Desde el lagrimal parecerá que van aumentando en volumen y grosor. Para pegar las pestañas te recomiendo que pongas un poco de pegamento en tu dedo, esperes dos minutos y luego pases la línea de las pestañas postizas por el pegamento. Después acomódalas con unas pinzas para depilar. Verás que es más sencillo, pues no se mueven ni estropean tus sombras. Coloca las pestañas justo arriba de las naturales, de ese modo se verán paraditas y bien acomodadas. Recuerda comenzar por el centro y después ajustar en las orillas.

 El toque final que siempre debes aplicar

Para terminar necesitas aplicar un poco de rímel en tus pestañas. De esta manera las postizas y las naturales se integrarán en una sola. Sin embargo, utiliza poca cantidad, así se verán naturales y no se harán grumos molestos que nadie quiere ver. Para que tu mirada luzca un poco más dramática, delinea de café la parte superior interna de tus ojos. Eso les dará un efecto almendrado. También es posible usar delineador negro, verás que ambos le dan un gran efecto a tu mirada.

Este video te puede gustar