Cómo me consiento en casa cuidando mi belleza

Hay días en que no me siento fea, pero me siento descuidada. Mis cejas han crecido igual que los vellos de mis piernas, brazos y rostro. De repente mi rostro tiene más grasa de lo normal y comienzo a notar algunas espinillas y manchas. Lo admito, no soy de esas chicas que van al salón de belleza cada mes por un tratamiento capilar o un facial. Me encanta maquillarme, peinar mi cabello y cuidar de mí misma, pero a mi manera. Normalmente estoy tan distraída con otras cosas que mi belleza se queda atrás. No sé ustedes, pero hay días en que ni me maquillo ni me hago absolutamente nada, simplemente soy yo con mi aspecto natural. He visto chicas que sin maquillaje lucen hermosas con la piel más tersa de todas y yo pues, me veo un poco más morena con grasa y manchas. Es por eso que a veces me tomo el tiempo de consentirme con mascarillas y muchos remedios caseros para mi piel, cabello y uñas. Es así como me consiento en casa y,, créeme, no necesitarás ir a lugares costosos para estar muy bonita.

Identifico primero lo que necesita mi piel

Para consentir tu rostro en casa debes saber lo que necesita. Por ejemplo, en este momento tengo muchas manchas y poros abiertos. Lo que significa que me conviene una mascarilla facial que desaparezca las manchas de los granos y me ayude a cerrar los poro. Además de que también busco suavidad. A veces voy a la tienda de belleza y compro unas mascarillas faciales, pero también me encanta hacerlas en casa. Si quieres hidratar tu piel te recomiendo una mascarilla de avena y miel. En mi caso, para quitar las manchas, una mascarilla de zumo de limón con miel me vendría bien. Internet es una herramienta enorme donde podrás encontrar los mejores tratamientos faciales hechos con ingredientes que tienes en casa.

Aplico una mascarilla facial

Una vez que identifiqué lo que mi piel necesita, preparo mi mascarilla y la aplico sobre mi rostro. Claro, antes de hacerlo procuro desmaquillarme por completo, incluso cuando no me he maquillado. Yo no sé qué tantos residuos tiene mi rostro, pues la contaminación afecta muchísimo. También lavo mi rostro con agua y un jabón facial para que esté muy muy limpio. Posteriormente, sujeto mi cabello, aplico la mascarilla y me relajo. A veces aplico dos en el mismo día para aprovechar todos sus beneficios.

Limo mis uñas y las pinto

También consiento a mis manos arreglando mis uñas para que se vean más presentables y bonitas. Hacer una manicura casera no es algo de otro mundo, de hecho es muy fácil. Yo no suelo cortar mis uñas porque me gustan largas, pero sí las limo y les doy nuevamente forma. También retiro la cutícula y exfolio mis manos para eliminar todas las células muertas. Yo me pinto las uñas de un tono diferente cada semana y también amo experimentar con diseños o los colores.

Retoco las raíces de mi cabello

Mi cabello esta teñido y retoco las raíces negras una vez al mes. Cuando me consiento a mí misma, no puede faltar un poco de color a mi melena. Yo soy de las que se tiñen el cabello en casa pues en realidad no es complicado, además es más rápido y económico.

Depilo mis brazos, axilas y piernas

Obvio le tengo que decir adiós al exceso de pelo que crece en mi cuerpo. Estas son las zonas que a mí me gusta depilar, pero cada quién tiene una idea diferente. Después de la depilación, aplico un poco de crema humectante para no resecar más mi piel.

Este video te puede gustar