Cómo limpiar tus brochas sin que pierdan su brillo natural

Si eres una chica que ama el maquillaje, felicidades, seguro lo cuidas como el tesoro más preciado de tu vida. Así como cuidas de él, seguro cuidas de todas las herramientas que usas para aplicarlo. Bueno, al menos eso esperaría. Estoy segura que sabías que debes limpiar tus brochas, pero, ¿tienes idea de cómo hacerlo? Si no lo sabes, sigue leyendo.

Aprende a identificarlas

Puede que entres a la tienda de makeup y veas brochas por todas partes. Unas pueden gustarte más que otras, pueden parecerte más cute. Sin embargo, es importante que sepas que cada brocha tiene una utilidad específica. Podrías comprar una brocha sólo porque te gusta y darte cuenta que realmente no te sirve. Así que lo principal es que sepas para qué sirve cada brocha y así las uses del modo correcto.

Brochas

  • Si son de fibra natural. Cuídalas mucho y al lavarlas no uses tanta fuerza. Si lo haces, dejarán de servir antes de lo que imaginas.
  • De fibra sintética. Puedes lavarlas con más frecuencia y durarán lo suficiente.
  • De maquillaje. Son las que te ayudan a aplicar el maquillaje de crema o líquido. Debes lavarlas una vez cada dos semanas o una vez a la semana, si son de uso rudo.
  • Para polvo. Te ayudan a aplicar el makeup de polvo. Lava una vez al mes.

¿Cómo lavar?

  • Humedece con agua fría o tibia para que desprendan toda la suciedad. Jamás lo hagas con agua caliente porque tu brocha dejará de funcionar.
  • Es mejor si usas jabón neutro, pues no daña las cerdas. Talla con suaves movimientos circulares para que salga todo el resto de maquillaje.
  • Enjuaga bien para que se eliminen los restos de maquillaje y jabón. Para mayor seguridad puedes enjuagar 3 veces para estar segura que no le ha quedado nada a tu brocha.
  • Deja que sequen bien, luego de limpiar tus brochas. No deben estar acostadas con las cerdas para arriba porque el agua humedecerá la zona del pegamento y eso la echará a perder.

Este video te puede gustar