Cómo evitar que tu rímel deje esos odiosos puntitos negros en el párpado

El makeup que usa cada mujer dice mucho de su personalidad, así como el cuidado que le da al mismo. Los odiosos puntitos negros que quedan después de aplicar el rímel pueden manchar las sombras que con tanto cuidado has difuminado. No dejes que te pase. Toma nota de estas sugerencias que te ayudarán a tener un maquillaje impecable. Recuerda que el makeup es parte importante de tu presentación de todos los días.

Dile “no” al exceso

Uno de los errores más comunes al utilizar el rímel o la máscara de pestañas es no cuidar la cantidad de producto que tiene el aplicador. Si tu rímel es nuevo, deberás cuidar más este aspecto. En caso de tener mucho producto en el aplicador, puedes quitar un poco de exceso antes de aplicar.  El exceso no solo hace que esos ociosos puntitos negros queden en todo tu párpado, de hecho también hace que tus pestañas luzcan grumosas.

La correcta aplicación

Para evitar esos odiosos puntitos negros te recomiendo aplicar el rímel desde la raíz de tus pestañas hacia afuera. Usando movimientos horizontales para que el producto quede desde la raíz hasta las puntas de tus pestañas. Así evitarás solo maquillar las puntas y lograrás que tu mirada luzca más profunda. El movimiento horizontal permite que el producto se pegue a tus pestañas evitando esos odiosos puntitos negros.

Una cuchara

Si todavía no tienes mucha práctica con esto del makeup, puedes colocar una cuchara en el párpado para cubrir tu piel y así aplicar la máscara. Verás que en un dos por tres logras un makeup más limpio y bonito. Finalmente, si te pasaste un poco y quedó una manchita, puedes ayudarte de un hisopo con un poco de base para borrar el error. Esto funciona cuando no has aplicado sombras. Recuerda que si la sombra se ha manchado, tendrás que retirar el makeup para volver a hacerlo. No es recomendable que utilices sombras después del rímel ya que tus pestañas pueden lucir empolvadas.

Este video te puede gustar