Cómo eliminar la flacidez en los brazos en un dos por tres

Seguramente has visto a esas mujeres que levantan las manos y un trozo de piel les cuelga justo después de las axilas. Coloquialmente se le conoce como alas de murciélago y parece gracioso. Y aunque no es un problema grave, estéticamente no se ve bien y a nadie le gusta. Te voy a contar lo que sé sobre el origen de la flacidez en la piel de los brazos, cómo prevenirla y un remedio casero buenísimo para deshacerte de ella si ya la tienes. Toma nota y luce unos brazos espectaculares.

¿Por qué aparece la flacidez en los brazos?

Este problema es más común de lo que nos gustaría admitir. Se origina cuando la producción de colágeno y elastina, las fibras de sostén de la epidermis, comienza a disminuir. Esto ocurre conforme nos hacemos mayores. Es una de las funciones que se ralentizan con el paso del tiempo. Por eso, la flacidez en los brazos es casi inevitable. También aparece por sobrepeso y tras un embarazo, debido al aumento de peso precisamente.

¿Cómo evitar que aparezca la flacidez en los brazos?

Lo mejor para evitar que la flacidez afecte tus brazos es practicar ejercicio y beber agua para mantener la elasticidad de la piel. Prueba con los siguientes.

  • Ejercita los bíceps. Ponte de pie y separa tus pies a la altura de los hombros. Sostén una mancuerna en cada mano. Luego, realiza flexiones llevando las manos hacia tus hombro, moviendo los brazos de manera alternada. Realiza 10 movimiento por cada brazo, descansa 10 segundos y repite 2 veces más.
  • Fortalece los tríceps. Nada más efectivo que las planchas. Túmbate en el suelo y levanta el cuerpo apoyándote en los antebrazos y en la punta de los pies. Mantén  esta posición 15 segundos, descansa 5 y repite 4 veces más.

Qué hacer si la flacidez en los brazos ya te alcanzó

Si ya la piel de los brazos ya está floja, sigue haciendo ejercicio y, además, aplica una mascarilla hecha de aceite de coco y manteca de cacao. En una ollita, derrite media taza de manteca de cacao y media taza de aceite de coco. Mezcla bien y deja enfriar. Ya frío, aplica sobre la piel de los brazos y masajea en forma circular. Aplica esta mascarilla dos o tres veces por semana y comenzarás a notar tu piel más firme.

 

Este video te puede gustar