Cómo cuidar la piel después de usar mascarillas médicas

Parece ser que las mascarillas médicas llegaron para quedarse. A partir de lo ocurrido con la pandemia, nos hemos visto en la necesidad de salir con cubrebocas a realizar nuestras actividades. Sí, es por el bien de nuestra salud. Sin embargo, nadie nos habla de las consecuencias que tiene el uso continuo de las mascarillas en nuestra piel. Imagina si a nosotros nos causan daño, cómo serán las consecuencias en la piel de los médicos. 

Toma las medidas necesarias

Sin importar el material del que está fabricada a máscara que usamos, todos estamos expuestos a daños en la piel por su uso. Nos guste o no se van acumulando bacterias, piel muerta y suciedad entre el textil y nuestro cutis. Mientras más tiempo pasan juntos, menos chance tiene la piel de respirar o poderse limpiar de todos esos agentes nocivos. En este punto, es importante saber que es importante lavar la piel después del uso de la mascarilla. 

Al usar mascarillas médicas

Llegando a casa, además de lavar tus manos, debes limpiar tu cara para quitar todo lo que se pueda acumular. Usa un limpiador suave y no seques por completo tu piel. Eso ayudará a que el agua que queda sobre tu rostro, le dé hidratación extra. Al lavar tu piel, procura que el agua esté templada, para no dañar la barrera cutánea. Luego de lavar con agua y jabón, aplica crema hidratante. Este paso no debes olvidarlo jamás. Considera que el roce constante de las mascarillas médicas pueden irritar la piel, resecarla o hacer que los vasos sanguíneos se rompan y originen pequeños moretones. Si tu crema contiene ceramidas (componente natural de la piel), niacinamida (vitamina B3, ayuda a reducir el enrojecimiento) y ácido hialurónico (ayuda con la hidratación), tu piel estará protegida por completo. 

Protege

Por las noches es recomendable que apliques vaselina o alguna crema con óxido de zinc que ayudarán a formar una barrera protectora en tu cutis. Durante la noche la piel absorberá todas sus propiedades.

Este video te puede gustar