Chicas, no hay de otra, tienen que probar las sombras húmedas

Un poco de brillo no le va mal a nadie, siempre que se haga de la manera correcta, ¿estás de acuerdo? Y si hablamos de maquillaje te pueden venir a la mente las sombras con glitter. Sin embargo, otra opción es el efecto glossy, que puedes llevar en los labios, rostro y párpados. Así que, chicas, no haya de otra, tienen que probar las sombras húmedas.

Desde París

Este look causó sensación en la Semana de la Moda de París Primavera-Verano 2017, ya que las modelos lucieron un poco de gloss en los párpados y las sienes. De inmediato, varias personas empezaron a replicar el maquillaje que le va a cualquier tez. Además, está opción te permitirá usar las sombras que son difíciles de aplicar, ya que están muy “secas”.

Gloss transparente

Una manera de conseguir este look es empleando gloss transparente o fijador de maquillaje sobre tus sombras en polvo. Otra opción es que antes de tomar la sombra, humedezcas tu brocha con agua, y luego retirar el exceso de humedad con ayuda de una toalla. Ojo, la consistencia no debe ser pegajosa.

Toma en cuenta que…

Debes esperar a que la sombra seque para que agregues otra capa del producto, si así lo deseas (y será lo mejor para que tenga intensidad). Tampoco presiones mucho la brocha al aplicar la sombra y coloca capas delgadas, así evitarás grumos e imperfecciones. Escoge una brocha pequeña, eso te ayudará a tener un mejor acabado.

¡Sí a las sombras húmedas!

No esperes más y usa las sombras húmedas para cualquier ocasión. Por ejemplo, para el maquillaje de día puedes optar por unos ojos nude o nacarados, aplicando brillo transparente. Para el maquillaje de noche, puedes usar el smokey, pero versión efecto glossy. Chica, haz tus propias combinaciones, pero siguiendo una de nuestras reglas  de oro: si las sombras son recargadas, elige un labial tenue, y si las sombras son claras, puedes usar un labial vibrante.

Este video te puede gustar