Ceramidas: ¿la clave para tener una piel más joven?

Es probable que en más de una ocasión hayas escuchado que la mayoría de los productos de belleza contienen ceramidas. Tanto productos para la piel como para el cabello poseen este ingrediente, pero ¿sabes qué es, de dónde proviene?

Qué son las ceramidas

Son lípidos que se encuentran en el cuerpo y ayudan a mantener hidratada la capa externa de la piel. Las ceramidas ayudan a mantener la superficie de la piel intacta, además de indicar a los fibroblastos que reubiquen la piel en capas saludables. El problema está en que el cuerpo humano ralentiza la creación de ceramidas conforme avanza la edad. Cuando la piel no tiene la cantidad necesaria de ceramidas se deshidrata. Por eso, la piel se reseca y aparecen las arrugas y líneas de expresión. Por eso, algunos productos contienen este ingrediente para reponer lo que el cuerpo va perdiendo.

A qué edad se necesitan

Realmente no tienes que esperar a ser mayor para usar los productos que las contengan. Es cierto que en edades avanzadas son más necesarias, pero se aconseja que desde antes comiences a usarlas para que tu piel no quede desprotegida. Este componente trabaja directamente sobre la capa córnea de la epidermis y la protege.

¿Cómo se usa?

Las pieles secas son las que se benefician con este componente. Hace que la piel se vea y se sienta más suave y luminosa. Además, impiden que la contaminación o el clima dañen en exceso la piel. Puedes encontrarlas en presentación de gel, crema o suero. Debes aplicarla día con día en el cutis para obtener su beneficio. Si tu tez está muy dañada, no esperes ver resultados muy notorios después de una semana. Llevará un poco de tiempo, pero lo conseguirás.

Ahora ya lo sabes, las ceramidas sí son buenas para tu piel, ¿qué esperas para usarlas?

Este video te puede gustar