Cera española, la probé y esto fue lo que pasó

La cera española es un nuevo invento para que la depilación sea indolora y más rápida. Tengo que admitir que yo rara vez me depilo con cera, y al decir “rara vez” me refiero a que lo hago una vez al año. Estoy acostumbrada a quitar los vellos de mi piel con rastrillo. Sin embargo, hacerlo de esta manera me ha traído consecuencias como los granitos y vellos enterrados, además de que el pelo vuelve a salir en muy poquito tiempo. Un día estaba curioseando en Facebook y me encontré con la cera española, la cual parecía ser una maravilla.

Me entusiasmé y dije: ¿por qué no probarla? Tengo entendido que con la cera los vellos tardan más en crecer, y con el tiempo, estos ya casi no salen. Sabiendo esto, claro que me animé a usarla. Con base en lo que pasó trataré de contestar todas tus preguntas sobre la cera española.

¿Cómo es la presentación?

Para empezar, necesitas saber que no hay una marca en específico de cera española. La presentación puede variar, pero normalmente viene en frascos de vidrio con un contenido aproximado de 120 gramos. Una forma de identificar que es cera española es porque su color es verde oscuro.

¿Cuánto tiempo se calienta?

Lo primero que debes considerar si vas a usar el microondas es no calentar la cera con la tapa puesta, porque es de aluminio. En cuanto el tiempo, depende mucho del microondas de cada quien, yo solo la calenté un minuto y medio y se derritió completamente. No te aconsejo que sobrepases los dos o tres minutos porque podría quemarse y se echaría a perder. Esto lo descubrí por mi cuenta, pues no hay un instructivo como tal.

¿Cómo se usa?

Debo confesar que no soy una experta en el tema de la cera, así que investigué antes de correr el riesgo. Vi algunos videos y aprendí el tip de poner un poco de talco para bebé sobre la zona a depilar. Esto es para que no duela, y al probarlo creo que sí funcionó. La chica que me lo vendió también me recomendó colocar mi cara o los brazos sobre agua caliente para que el vapor abriera los poros y fuera más fácil retirar el vello. Yo me duché con agua caliente y limpié muy bien mi piel antes de usar la cera.

Otra recomendación es que no debes aplicar ningún tipo de crema o exfoliante. Si lo haces la cera española no funciona bien. Después de aplicar talco sobre mis brazos me puse un poco de cera con el palito de madera. Tienes que esperar a que seque muy bien para dar el jalón.

¿Realmente duele?

Bueno, la verdad es que al principio me dolió muchísimo, así que lo volví a intentar dejando la cera sobre mi piel al menos dos minutos. Di el jalón y ya no me dolió tanto. De hecho, retiré más cera que la primera vez, cuando quedaron muchos restos sobre mis brazo y tuve que quitarlos uno por uno. Respondiendo a la pregunta de si duele: sí, pero poco respecto a la cera convencional. Solo no cometas el mismo error que yo de no dejarla secar lo suficiente.

Mi conclusión: vale la pena

Algo que me dejó impactada es que puedes reciclar esa cera que ya usaste. Pienso yo que es un ahorro, aunque solo puedes hacerlo una o dos veces. Lo mejor es colocarla en un frasco de vidrio aparte. Cuando quieras aplicártela la calientas y ya está. Por otra parte, no es la maravilla que me mostraron en los videos, pues en mi piel quedaron restos de cera. En la demostración parece que la quitan fácilmente y toma una consistencia de gelatina. En cuanto al precio puedo decir que no es costosa.

Opino que sí vale la pena, aunque no esperes exactamente lo mismo que te muestran.

 

Este video te puede gustar