Celulitis: ¿cómo puedes combatirla y disminuir su apariencia?

La celulitis es un mal común que aqueja a todas las mujeres. Estamos predispuestas genéticamente a contraerla, ya que tenemos más adipocitos que los hombres. Puede comenzar a notarse por una mala alimentación, falta de ejercicio, problemas hormonales e incluso por fumar. Finalmente, sí puedes combatirla, pero será un proceso largo para el que debes tener mucha paciencia.

La celulitis es grasa que se acumula entre el músculo y la piel; todas las mujeres la tenemos. No obstante, mejorar el tono muscular y cambiar algunos hábitos es la clave para combatirla.

Mejora tu alimentación

La celulitis es exceso de grasa y mala circulación. Puedes combatirla, pero es necesario mejorar tu alimentación, que sea balanceada. Bájale a las grasas y a los carbohidratos por al menos un mes. Consume más verduras frescas y frutas. Ponerte a dieta tiene muchos beneficios, recuerda que no es necesario que mueras de hambre, simplemente olvídate de los antojitos y verás como comienza a desaparecer la celulitis.

Cardio, por favor

Hasta la chica más fit tiene celulitis; es verdad, pero la apariencia de la celulitis cambia con el tono muscular. Cuando una mujer hace ejercicio sus músculos se vuelven más firmes, cambiando con ellos la textura de la piel. Una buena circulación es indispensable para eliminar la celulitis, por ello es tan importante que hagas cardio y complementes tu ejercicio con algunas rutinas de gym. El ejercicio es el mejor remedio para deshacerte de la celulitis. No te desesperes, tardarás un tiempo en ver los resultados, pero después de unos meses te aseguro que valdrá la pena.

Cepillado en seco

Para complementar las sesiones de cardio el cepillado en seco es una gran idea. Te recomiendo cepillar tu piel en seco una vez a la semana con un cepillo muy suave. Este tiene muchos beneficios para tu piel, podrás ver toda la información al respecto aquí. Cepilla de pies a cuello con movimientos circulares, puedes aplicar un poco de aceite o crema hidratante después para no lastimar tu piel.

También existen muchos remedios caseros que puedes aplicar para acelera el proceso. Ahora que sabes cómo puedes combatirla, no olvides que la paciencia es el ingrediente principal de este tratamiento de belleza. El cambio de hábitos no es sencillo, pero bien vale la pena.

Este video te puede gustar