¿Quieres cambiar a productos de belleza naturales?

Todas sabemos que los ingredientes naturales tienen muchísimas propiedades que podemos usar a favor de nuestra piel. También sabemos que vivimos rodeadas de cosméticos artificiales con ingredientes imposibles de pronunciar. Sin embargo, puedes cambiar tu rutina de belleza para que la naturaleza trabaje a tu favor. Sigue estos cinco pasos y podrás cambiar tus cosméticos por productos de belleza naturales.

1. Analiza lo que tienes

El primer paso será revisar lo que ya has comprado. Revisa los productos que utilizas comúnmente. Si contienen sulfatos y parabenos, ¡no vuelvas a comprarlos! Estos químicos sólo le hacen daño a nuestro cuerpo y al medio ambiente. Además, deberás leer lo que dicen las etiquetas. No es una tarea divertida pero vale muchísimo la pena. Antes de comprar un producto debes saber qué contiene, independientemente de los beneficios que prometa, el aroma o el empaque.

2. Aprende qué usar y qué no

Cuando leas las etiquetas, mantente alerta a los siguientes ingredientes:

  • Aquellos componente que terminen en el sufijo “parabenos”
  • Todo tipo de sulfatos.
  • Finalmente los ftalatos. Estos también se encuentran en las fragancias.

3. No te confíes

Si yo te digo que un producto es natural, no significa que sea verdad. Puedo darle toda la temática natural, lleno de hojas verdes incluso agregar aloe vera pero no le quito los parabenos. La mayoría de los productos que utilizas necesitan conservadores e ingredientes especiales para preservarse. Aunque algo se llame “aceite natural del árbol de coco” no significa que sea natural. Busca marcas que hagan productos de belleza naturales y tengan buena reputación.

4. Compra inteligentemente

Una vez que empiezas es más fácil continuar porque ya sabes qué hacer. Considera que al comenzar encontrarás las marcas más costosas. Sin embargo, conforme vayas adentrándote en el mundo de lo natural encontrarás opciones que se ajusten a tu presupuesto. Así que no te agobies, esto es un proceso.

5. Sé realista

No esperes que el cambio sea radical. La mayoría de las personas que lo hacen así terminan desistiendo. La realidad es que no siempre podemos acceder a productos de belleza naturales, así que lo mejor es hacerlo paso a paso. No te sientas mal si conservas algunos productos artificiales. No necesitas sacrificar todos tus lipsticks de un jalón. Tómalo con calma. No dejes de buscar y probar productos hasta hallar el que se ajuste a tus necesidades.

Este video te puede gustar