Bye, bye melena larga… ¡hola, sexy cabello corto!

Coco Chanel dijo que cuando una mujer se corta el pelo está por cambiar su vida. Y si tú eres una de esas, pues di “bye, bye melena larga, ¡hola, sexy cabello corto!”. Pasemos a los cortes de cabello que son magníficos para este cambio.  Toma nota y renueva tu look.

Sensualidad

Algunas personas consideran que el cabello corto no es sinónimo sensualidad, pero si fuera así, ¿cómo me explican la sensación que causan Halle Berry, Rihanna, Emma Watson y Scarlett Johansson? Es decir, todo va de la mano con nuestra seguridad y actitud. Esas son nuestras verdaderas armas de seducción.

Bob largo

El corte Bob no es cosa de ahora, surgió durante la Primera Guerra Mundial porque las enfermeras tenían llevar la cabellera más corta por cuestiones de higiene. ¿Quién diría que de la necesidad surgiría ese bellísimo corte? Ahora bien, tenemos el Bob largo que, según los expertos, es ideal para quienes tienen la cara en forma de corazón o redonda.

Bob corto

Por otro lado está el Bob corto que, como el mismo nombre indica, es más corto que el anterior. Esta segunda opción es más recomendada para las que tiene la cara alargada. Hagamos un paréntesis para incluir a aquellas que tienen cara angulosa y la barbilla y pómulos  marcados. ¡El Bob es para todas! El detalle está en que el corte sea suave para que no acentúe tus rasgos.

Estilo Beatle

Ahora seguimos con el estilo Beatle, que es una variante del pixie, del que hablaremos después. Lo peculiar de este look es que de la altura de las cejas para arriba se mantiene “largo”, pero en los laterales es corto. Es decir, puedes seguir jugando con tu cabellera y lo mejor es que le va a cualquier tipo de rostro.

Pixie

Ahora sí, llegamos con el pixie, que es completamente corto y que, al igual que el estilo Beatle, es para todas. Te comparto que el corte pixie surgió en los años 20 y causó sensación en Francia, Ahí lo llamaban garçon (hombre en francés). Esto se debe a que las mujeres que luchaban por la igualdad de género adoptaron un estilo andrógino sin perder su feminidad.

Tal vez este cambio te dé algo de temor, pero será una aventura positiva en tu vida, te lo digo por experiencia. Yo llevaba el cabello hasta la cintura, pero hace dos años decidí cortármelo para donarlo. Al principio tenía miedo, pero dejé de lado mi vanidad y me dije: “si no te gusta, el cabello crece”. El resultado fue espectacular, al grado que ahora no dejó que mi cabello llegue a la cintura. Así que di “bye, bye melena larga, ¡hola, sexy cabello corto!

Este video te puede gustar