Beneficios del cupping facial en tu belleza

La ventosaterapia o cupping en inglés es una técnica de medicina alternativa utilizada en la medicina tradicional china. En esta, se coloca una ventosa sobre la piel presionando y succionando. Cobró popularidad después de las Olimpiadas, cuando Michael Phelps mostró las marcas circulares dejadas por la ventosaterapia en su cuerpo. Se cree que la práctica de esta técnica promueve la circulación de la sangre y cura diversas dolencias, y ahora se aplica como tratamiento estético. Si lo primero que te vino a la cabeza fue “no quiero esos círculos enormes en toda mi cara”, no te preocupes, el cupping facial no deja ninguna marca.

Cómo funciona

therapy

El cupping facial se hace con pequeñas copas que están específicamente diseñadas para tratar el rostro, el cuello y el pecho. A través de una ligera succión que se siente como un masaje, levantan el tejido de la piel. Esto resulta en la depuración de los ganglios linfáticos. Como resultado, el tejido recibe oxígeno fresco y nutrientes, mientras que las toxinas y otras sustancias dañinas son eliminadas. El exceso de líquidos también es drenado y los músculos faciales se relajan con esta succión/masaje.

Beneficios estéticos

fashion beauty models irina shayk

  • Al ser drenado el líquido excedente en el tejido facial, la apariencia inflamado o hinchada se reduce.
  • Gracias a los nutrientes que esta succión atrae a la piel, el rostro se ve radiante y más joven. Así mismo, cualquier producto de belleza aplicado después del tratamiento, se absorberá mejor y será más efectivo.
  • Reduce cicatrices de acnéarrugas y líneas de expresión.
  • El masaje promueve la relajación de los músculos faciales lo que resulta en una apariencia más suave, relajada y joven.

Procedimiento

therapy

Una sesión normalmente dura 30 minutos. El terapeuta comienza limpiando la piel y aplicando algún aceite terapéutico, como el de jojoba o coco. Se realiza un suave masaje en cara y cuello y luego comienza la ventosaterapia. En esta, las ventosas se colocarán en distintas partes de la cara y el cuello. Se recomienda comenzar con una o dos sesiones por semana. Dependiendo de las condiciones de la piel y los requerimientos del paciente, se hará un total de seis a 12 sesiones.

Este video te puede gustar