Bañarte en la mañana o en la noche: ventajas y desventajas

Recuerdo que de chiquita tenía muchas amigas que se bañaban en las noches porque según sus mamás, era mejor. La mía decía que no, que en las mañanas era el momento adecuado. El punto es que nunca resolví esa duda, hasta ahora. Si tú tampoco sabes qué es mejor para tu piel y belleza, aquí te digo si conviene más bañarte en la mañana o en la noche.

Bañarte, cuestión de gustos

A muchas nos pasa que no terminamos de despertar hasta que sentimos el chorro de agua en nuestro cuerpo. Otras, no pueden ni tocar las sábanas de la cama sabiendo todo lo que hicieron en el día. Y otras, ¡que mejor no se bañan! El punto es que prefieras el momento que prefieras, ambos tienen beneficios (excepto no bañarse, ese no).

¡Buenos días alegría!

¡Buenas noches, mundo!

Ahora bien, por la noche, si tomas un baño largo y calentito, entonces tu cuerpo se relajará. Aquí la opción, es llenar tu tina y descansar después de un largo día. Puedes aprovechar para consentirte, exfoliarte y relajarte. Acompaña tu baño con velas aromáticas y dormirás como bebé. Ahora, la clave está en que lo hagas una o dos horas antes de acostarte, así tu cuerpo sabrá que es hora de dormir.

Este video te puede gustar