Baby lips, la técnica que te dejará labios de bebé

Los labios pueden decir mucho de una persona y las mujeres siempre queremos que se vean con mayor volumen. También buscamos que se vean suaves, con color y que luzcan redondos. Es por eso que los exfoliamos y los pintamos. Sin embargo, ahora podemos tenerlos con la técnica que te deja los labios de bebé. Estoy hablando de la micropigmentación de labios o técnica baby lips. Checa cómo funciona.

¿En qué consiste el baby lips?

Esta técnica llamada baby lips o micropigmentación de labios hace que tus labios luzcan más carnosos y con más color. Con esto dejarás de usar lipstick ya que durante el procedimiento se agrega un pigmento a tus labios. Estos, al tener un color rosado parecerán labios de bebé. Además, la micropigmentación le dará a tus labios una forma más simétrica, esto es muy recomendado para las mujeres que por la edad pierden el perfilado labial.

El procedimiento

Lo primero que hace el especialista es el diseño de tus labios, así logrará que queden simétricos. Después, te coloca una crema anestésica, aunque este tratamiento no duele mucho si llega a ser molesto para algunas personas. Por lo que lo mejor es adormecer tus labios para que no sientas ningún dolor. Después  te aplica los pigmentos, por lo regular en dos capas. El procedimiento puede durar dos horas.

La recuperación

La técnica baby lips es un procedimiento similar al tatuaje, por lo que te saldrá una costra en los labios y se te hincharán. Al segundo día notarás que la inflamación aumentó, pero no te preocupes es algo normal. Al cuarto día la hinchazón bajará y podrás observar el efecto de labios de bebé a los 10 días, cuando se empieza a caer la costra. A los 40 días se recomienda que regreses con el especialista para un retoque. La duración del pigmento en tu piel puede ser de 1 a 3 años, dependiendo de los cuidados y de tu color de piel. Si quieres lucir unos labios más jóvenes, con volumen y un color natural entonces no lo pienses y corre a hacerte este tratamiento.

Este video te puede gustar