Así puedes reconocer que tu melena necesita un detox

Antes, tu cabello solía verse brillante, se sentía sedoso y suave y encantaba a todo mundo. Pero ahora parece que no puedes controlarlo. No importa cuántos tratamientos o aceites uses, siempre se ve seco. Además, tardas horas para que  se vea un tanto arreglado y aún así el resultado no te gusta. Tal vez necesitas un corte o un detox. Si no estás segura de si lo requieres, así puedes reconocer una melena en apuros.

Tu cabello se siente tan seco, que te pica el cuello

Hay algo que te pica el cuello y tú estás segura de que se trata de la etiqueta de tu blusa. No obstante, pasas tus manos por la cabeza y te das cuenta de que es tu cabello. Está tan seco que te pica y da comezón. Por eso intentas hidratarlo, pero nada da resultado. Recuerda que cuando el cabello ha sido tratado con muchos químicos, estos pierden eficacia. Entonces, lo que necesitas es darle un respiro de todos ellos. Sólo así tus fibras capilares podrán absorber los nutrientes de mejor manera.

Tu cuero cabelludo te pica o da comezón

Varias veces al día pasas tu mano por tu cabeza para rascarla, eso es natural. No obstante, a veces sientes que lo haces con mucha frecuencia. También te pica y hasta te arde un poco. Tal vez has saturado tanto tu cuero cabelludo que ha desarrollado alguna alergia y debes ayudarlo a desintoxicarlo ya mismo.

Ha perdido volumen y brillo

Antes no necesitabas muchas herramientas para darle forma a tu cabello. Es más sólo necesitabas lavarlo, aplicar un poco de acondicionador y ya. Ahora, aunque utilices planchas o tenazas, tu melena se ve opaca, sin movimiento y sin brillo. No te alarmes, esto tiene solución, sólo necesitas desintoxicarlo con algunos tratamientos especiales y volverá a la normalidad.

Así puedes revitalizarlo

No solo se trata de desintoxicar tu cabello, sino de tener cuidados y hábitos saludables. Por ello deberías adoptar alguno de estos.

  • Reducir el uso de secadora, tenazas rizadoras y planchas.
  • No pintar tu cabello o al menos no muy a menudo.
  • Tomar biotina o consumir alimentos que la contengan.
  • Aplicar aceites esenciales en las puntas del cabello por lo menos una vez cada 15  días.
  • Mezcla media taza de bicarbonato de sodio, jugo de medio limón y tres tazas de agua caliente. Frota con esta mezcla tu cuero cabelludo, después retira la mezcla con agua fría y después lava tu cabello de forma habitual. Aplica este tratamiento dos veces al mes.

Este video te puede gustar