Cómo aprendí a lidiar con una melena ondulada

Tener el cabello ondulado o rizado es muy grato, pues siempre te ves un poco más arreglada sin necesidad de utilizar calor.  Es más, hay días que tu melena amanece preciosa,  brillante y suave, pero el efecto no te dura más tres horas. Apenas sales al ambiente fresco y tu cabello comienza a esponjarse sin control. Los rizos pierden forma y de repente tienes cabellos lacios y otros muy rizados. Sí, todo un desastre. Sin embargo, sí existen formas para domar tu melena ondulada o rizada, te cuento cómo aprendí a  hacerlo.

El cabello rizado se lava diariamente

Siempre me causó intriga que muchas chicas no se lavarán el cabello diariamente. Yo no puedo pasar más de un día sin lavar mi cabellera, se pone tiesa y la forma se va perdiendo hasta verse un poco lacia. Además, por la forma y textura de nuestra melena, esta absorbe más los aromas del ambiente. En consecuencia, siempre me lavo el cabello con productos específicos para mi tipo. Antes de lavarlo le aplico un poco de aceite de argán de medios a puntas. Después lo enjuago con agua tibia y aplico shampoo, y al final acondicionador. Primero lavo el cuero cabelludo y después lavo el resto de mi melena, jamás lo froto o podría causar frizz.  Para finalizar lo envuelvo en una blusa vieja de algodón y espero  que seque.

Tienes que humectarlo desde dentro

No sé en qué momento entendí que humectación era igual a cremas para peinar. Es decir lo único que hacía por hidratar mi cabello era tomar agua y utilizar mucha crema para peinar. Obviamente a lo largo mi cabello se sentía pesado, pastoso e iba perdiendo el rizo.  Después comprendí que hay más formas de hidratar tu cabello, estas son las que más me han servido.

  • Utilizo aceite de argán antes de lavar mi cabello,. También lo aplico por las noches si estuve mucho tiempo bajo el sol.
  • Tomo cápsulas de biotina todas las mañanas para aumentar el crecimiento de mi cabello y mis uñas.
  • Corto mi melena en capas o un poco degrafilada, así es más fácil que retenga la humectación y mantenga su forma.

Cómo aprendí a cepillarlo

Otra cosa que solía hacer era cepillarlo con mucha brusquedad y un cepillo ancho. No tenía idea de que de esa forma sólo iba a generarle mucho frizz. Lamentablemente lo hice por años. Durante estos, además de crearle volumen en exceso, quebraba la fibra de mi cabello y le quitaba el rizo. Por ello conseguí un peine de cerdas anchas con el que me peinaba desde las puntas hacia arriba. De esa forma me era más fácil deshacerme de los nudos  sin trozar mi melena. Al hacerlo vi cómo mi cabello tenía menos frizz de lo normal.

Adiós a los tintes, al menos por un tiempo

Antes solía pintar mi cabello con mucha frecuencia, casi cada tres meses. En consecuencia, mi melena estaba reseca, sin forma y sin brillo. Por tanto dejé mi cabello al natural durante dos años. Sólo así vi mejorías, incluso ahora brilla y está suavecito y por si se lo preguntaban ya no pienso pintármelo en mucho tiempo.

Este video te puede gustar