Aprende a cuidar tus extensiones de pestañas

¿Te acabas de poner extensiones de pestañas? Entonces, ¡cuídalas! Una aplicación de extensiones en las pestañas no es nada barato y tampoco fácil de mantener. Por eso es importante darle algunos cuidados para que su duración sea lo más larga posible. Sigue estos consejos y aprende a cuidar tus extensiones de pestañas como toda una profesional.

No mojes tus pestañas

Es muy importante que no mojes tus pestañas durante los primeros días de la aplicación. Así que ten mucho cuidado cuando te duches o laves tu rostro. Cubre tu rostro al lavar tu cabello y enjuaga cuidadosamente para que ninguna gota pase por tu rostro o por tus ojos.

No vayas a la playa, piscina o sauna ni utilices vapor

Tampoco puedes lavar tu rostro con agua caliente, ya que el calor hará que tus extensiones de pestañas se debiliten y se caigan. Espera al menos una semana para acudir a la playa, piscina o a un spa con sauna. De no ser así la aplicación de tus extensiones de pestañas habrá sido una pérdida total de dinero.

Evita la máscara de pestañas

Esto puede afectar su unión y algunas de tus pestañas podrían lucir pequeñas mientras que otras más largas. La única máscara de pestañas que puedes utilizar es una a base de agua y únicamente en las puntas. Es una opción si le quieres dar más volumen a tus pestañas aunque realmente no es necesario.

Di “no” al rizador de pestañas

No debes rizar tus pestañas ni con rizador ni con cuchara, ya que dañará tus pestañas naturales y las extensiones. Además, las extensiones de pestañas hablan por sí solas. ¿Para que rizar tus pestañas mucho más? Corres el riesgo de que ambas pestañas se partan.

Evita frotar tus ojos

Es una función muy normal frotar nuestros ojos de vez en cuando, sobre todo después de la ducha o de lavarse la cara. Sin embargo, tus extensiones de pestañas no te lo permitirán pues son muy frágiles. Lo mejor es secarse con una toalla dando pequeños toques y con mucho cuidado para no dañar las extensiones.

Este video te puede gustar