Aprende a cerrar los poros de tu piel

Tener los poros abiertos le da una apariencia antiestética al cutis, por tanto la belleza natural del rostro se afecta. Los poros se abren por varias razones. Algunas son por el acné, el paso del tiempo, limpieza insuficiente, pellizcar la piel exprimir los barritos… En fin. Sin embargo, existe una solución para cerrar los poros de tu tez. Ponla en práctica para que luzcas un cutis suave y terso. Así es, me refiero a estos remedios caseros que son tan fáciles de hacer y super efectivos.

Bicarbonato de sodio

Gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, se convierte en un excelente candidato para cerrar los poros de tu piel. Para aplicarlo sobre tu cutis, lo único que tienes que hacer es mezclar dos cucharadas de bicarbonato con dos cucharadas de agua. Una vez que la mezcla tome una consistencia de pasta, está listo para aplicarse. Hazlo con la ayuda de tus dedos y aplica con pequeños masajes en movimientos circulares en las zonas afectadas. Deja actuar esta mascarilla durante 10 minutos y enjuaga con agua tibia. Notarás que los poros se van a cerrar en cuestión de semanas.

Polvo de sándalo

Aunque no lo creas, el polvo de sándalo porta muchos beneficios para tu salud y belleza, en este caso funciona como un excelente limpiador para tu piel. Mezcla dos cucharadas de polvo de sándalo con una cucharada de agua y mezcla hasta que tenga consistencia de pasta. Luego, espárcela sobre las zonas afectadas con poros abiertos y masajea con movimientos circulares. Deja reposar durante cinco minutos y enjuaga con agua tibia.

Carbón activado

El carbón activado es uno de los nuevos productos favoritos de todas para el cuidado de la piel ya que funciona como un desintoxicante natural. Podrás encontrarlo en farmacias y tiendas naturistas. Normalmente viene en cápsulas, aunque también hay en polvo y en barra. En un tazón hondo, pon una cápsula o media cucharada de carbón activado. Después añade una cucharada de leche de vaca. Posteriormente derrite una cucharada de grenetina en el microondas durante 15 segundos. Agrega la grenetina a al carbón y mezcla. Deja que esta mini mascarilla se enfríe por un rato y aplícala sobre las zonas afectadas durante 10 minutos. Lava tu rostro y listo.

Este video te puede gustar