Aprende a cuidar tu cabello rizado

Te levantas muy temprano por la mañana para ir a la oficina o a la escuela, entras al baño, te miras en el espejo y… ¡¿qué es eso?! ¡Tu hermoso cabello rizado luce como si allí viviera un centenar de aves salvajes! Basta de esa situación. Te quiero compartir mi rutina para tener unos rizos definidos, saludables, radiantes y sin frizz. ¡Luce una melena espectacular!

¿Cómo lavarlo?

  • Para empezar, jamás, pero jamás lo cepilles antes de lavarlo; si lo haces, solamente provocarás que tus rizos se deshagan y, por tanto, que parezca desaliñado.
  • Utiliza productos especiales para cabello dañado. El cabello rizado es más seco que otros tipos de cabellera, así que tiende a maltratarse más de lo que quisiéramos. Usar productos especiales para este tipo de cabello nos ayudará a hidratar los rizos y a que luzcan más manejables.
  • No lo laves diariamente. Repito: ¡no lo laves diariamente! El agua corriente y el uso de champús, acondicionadores y demás productos lo resecan. Recuerda que ya te había comentado que este tipo de cabello se seca y se daña más de lo normal, así que evita lastimarlo. Si tu cabello, además de rizado, es graso, utiliza algún champú en seco o un poco de fécula de maíz para reducir el sebo.
  • Aplica una mascarilla rica en nutrientes cada semana. Al utilizarla ayudas a tus rulos a mantenerse hidratados y definidos.
  • Sécalo con una camiseta. Por el amor de Dios, ¡nunca uses una toalla para secarlo! Si lo haces, solamente provocarás frizz. En su lugar utiliza un paño de microfibra (como los que utilizan los nadadores profesionales) o una camiseta. No lo retuerzas. Basta con que recojas el exceso de humedad como si le quitaras el aceite a un alimento empanizado con la servilleta.

¿Cómo peinarlo?

  • De preferencia, no lo cepilles. Si está muy enredado, asegúrate de hacerlo con un peine de cerdas gruesas o con los dedos; nunca con un cepillo.
  • Utiliza gelatina sin sabor en lugar de geles o spray. Uno de mis trucos favoritos para mantener el cabello rizado bien definido, nutrido y con efecto mojado todo el día es la gelatina sin sabor o grenetina. En un vaso con agua muy caliente agrega 1 cucharada de gelatina sin sabor y disuélvela. Una vez que esté a temperatura ambiente (no cuajada) aplícala en tu cabello. Lo mejor es hacerlo por mechones, así te asegurarás de que cubrir todas las hebras.
  • No uses la secadora directamente en tu melena. Si vas a utilizar la secadora de cabello, siempre hazlo con un difusor. El calor directo reseca, maltrata y arruina tus rizos. Con el difusor proteges tu melena y ayudas a definir tus curls, ya que este dispositivo los levanta si lo usas de las puntas hacia el cuero cabelludo.
  • Usa un sérum reparador o un aceite nutritivo. Al igual que la mascarilla, estos productos le proporcionan brillo a tu melena. Además, la nutrirán a profundidad, dándole manejabilidad y fuerza.

Luce unos rizos maravillosos

Si sigues esta rutina, te aseguro que tu cabello rizado adquirirá suavidad, un brillo espectacular y, lo más importante, lucirá unos curls super definidos.

Este video te puede gustar