Apio: el secreto para decirle bye bye a los granitos me está funcionando a mí

Hace ya un tiempo que tengo un ligero problema de acné. A mis veintitantos, esperaba que el problema de las espinillas y el dolor por esta afección hubiera cesado. Sin embargo, este se ha reactivado por estrés, hormonas y mala alimentación. Desde hace dos semanas comencé a cambiar algunos hábitos esperando que el problema cesara. Mi cara se ha ido limpiando poco a poquito. Te voy a compartir lo que he estado haciendo y espero que estos nuevos hábitos de te sean tan útiles como a mí.

Deja de tocar tu cara

Tengo que confesar que uno de mis principales problemas con el acné es el estrés. Cuando comienzo a estresarme es usual que comience a tocar mi rostro. Así, sin querer, el brote que era un puntito se convierte en una cadena de granitos por donde pasaron mis manos. Es obvio, pero tocar de más tu cara es uno de los factores que más influyen cuando intentas erradicar el acné. Evita tocarte el rostro. Yo le pedí a varias personas que me detuvieran si me veían hacerlo. Poco a poco me fui haciendo consciente de esta costumbre y eso comenzó a hacer la diferencia. No obstante, hubo un hábito decisivo.

Apio en ayunas y mucha agua

Sabemos perfecto que nuestra piel delata nuestros hábitos de alimentación. Una amiga que se convirtió en vegana me comentó que el apio la había ayudado de forma impresionante a limpiar su piel. Yo no lo sabía, pero, aparentemente, el apio tiene antioxidantes que ayudan a nuestro cuerpo a eliminar ciertas toxinas relacionadas directamente con el acné. Sin estar del todo convencida comencé a adoptar el hábito que a ella le funcionó. Así que ingerí tres ramas de apio y dos vasos grandes de agua después. El apio tiene una gran cantidad de fibra, por lo que es importante que tomes mucha agua al consumirlo frecuentemente. Como esto comenzó a funcionar investigue un poco más al respecto…

El apio y sus propiedades

Descubrí que el apio es uno de los vegetales más antiguos. Era utilizado como alimento por los egipcios. Este es un vegetal fácil de plantar. Incluso puedes tenerlo en una sencilla maceta y aprovechar todas sus propiedades. De hecho, este es un vegetal muy utilizado en la medicina tradicional china y en la ayurveda. Encontré que tiene muchas propiedades antioxidantes, además de vitaminas y minerales. También descubrí unas cuantas curiosidades más:

  • Es un hipotensor. Es decir, baja el colesterol malo de la sangre. Según la Universidad de Chicago, con solo dos ramas de apio, tu colesterol malo puede bajar hasta siete puntos.
  • Es ideal para combatir picaduras de insectos como los mosquitos. Esto me dejó sorprendida, pero puedes hacer una pasta de apio y colocarla sobre la piel para que la picadura no te moleste. ¡Increíble!, ¿no? Esto sucede ya que es un antiinflamatorio natural.
  • Vuelve a los hombres más atractivos. Todavía falta evidencia científica al respecto, sin embargo muchos aseguran que gracias a la gran cantidad de androstenona y androstenol que contiene, este vuelve a los hombres más atractivos. Estas sustancias son feromonas masculinas naturales. ¿Qué opinas al respecto?
  • Además, su contenido de ácido folico y vitamina C puede ayudarnos a controlar los cólicos en nuestros días, a aliviar los síntomas de la menopausia y a limpiar la mucosa de los pulmones.

El cambio en mi piel

Es impresionante lo que una buena alimentación hace por nuestro cuerpo. Después de dos semanas, mi rostro tuvo menos brotes, me ha ayudado mucho el tomar agua en ayunas. Mi digestión ha mejorado muchísimo y la textura de mi piel ha comenzado a cambiar poco a poco. Espero que dentro de unas cuatro o cinco semanas más el cambio sea radical. Sin embargo, la paciencia y la perseverancia lo es todo cuando tienes una afección como el acné. No importa si tienes el mejor tratamiento, si no continuas y adoptas nuevos hábitos el resultado nunca llegará a su cúspide.

Este video te puede gustar