Algunas verdades del cuidado postparto de las que nadie te habla

Hay muchas cosas acerca de la maternidad de las cuales aún no se habla con la libertad que debería; entre ellas el cuidado postparto. El cuerpo de cada mujer actúa completamente diferente al de las demás. De aquí la problemática pues cada mujer pasa esta etapa de forma muy diferente a las otras. Al parecer, muchas mujeres pasan esto sin ninguna dificultad y otras pueden esperar meses a que sus hormonas recuperen el equilibrio.

Estas son algunas verdades del cuidado postparto que se tocan poco. ¿Por qué? Quizá porque las experiencias de las mujeres son completamente diferentes en esta etapa de la maternidad. Como dije antes cada cuerpo es diferente. Sin embargo, no dudo en que muchas chicas se sientan perdidas acerca del cuidado que deben tener después de dar a luz.

La retención excesiva de líquidos

La retención de líquidos luego de tener a tu bebé es prácticamente de ley. Tu cuerpo acaba de hacer un gran trabajo y tendrás que prestarle la debida atención para disminuir el problema. Debes entender que recuperar tu figura va a llevar tiempo y por eso debes mantener una actitud positiva. Actúa lo más rápido posible siguiendo un estivo de vida saludable. Por ejemplo, sigue una dieta rica en fruta y verduras y practica ejercicio. Solo así lograrás recuperar tu silueta de siempre. Si te quedaron estrías estas requieren otra clase de cuidado postparto.

Estreñimiento

Hay muchos factores por lo que se presenta el estreñimiento. En primera los músculos que permiten el tránsito intestinal han quedado transitoriamente inútiles por el parto. Es normal. Los siguientes días después de dar a luz volverá a la normalidad, pero deberás tener paciencia. El estreñimiento puede ser de carácter psicológico, ya que el dolor del parto puede influir. El miedo al dolor involuntariamente te provoca el estreñimiento. No te preocupes, con el cuidado postparto oportuno que incluya una dieta rica en fibra y algo de movimiento lo superarás rápidamente.

Dolor en los senos

Pasados cinco días del parto tus senos se volverán más grandes y pesados debido a la lactancia. De hecho, puedes experimentar una sensación de rigidez, que es perfectamente normal. Esta se debe a la sangre extra que circula por tus pechos. Siempre procura vaciarlos lo suficiente, pues de lo contrario podrías experimentar coágulos y problemas de obstrucción al darle de comer a tu bebé. Esto lleva a una lactancia dolorosa. Uno de los cuidados postparto más importantes es cuidar de tus senos durante la lactancia y mantener tus pezones limpios y humectados para evitar las posibles fisuras.

Problemas cutáneos

Manchas, algunos brotes, hiperqueratosis, hay infinidad de problemas cutáneos que se pueden presentar en esta etapa. La causa son los cambios hormonales que esta experimentando tu cuerpo. En el cuidado postparto hay infinidad de tratamientos que se pueden utilizar para que tu cutis recupere su tersura y suavidad. Para ello también debes de tener paciencia, pues tardará un tiempo para que tus hormonales se estabilicen por completo.

Cansancio excesivo

Tener un bebé te cambia la vida. Después de estar varias horas en labor de parto el cansancio excesivo es sumamente normal. Es importante que tengas en quien apoyarte esos días, pues el descanso será indispensable para que puedas cuidar a tu bebé. A partir de este momento te volverás super sensible a los ruidos que hace tu pequeño. Así como a su llanto y dormirás menos. Finalmente es muy recomendable que ambos padres se den a la tarea de tomar algunas siestas para que entre los dos puedan pasar esta etapa de la maternidad con el menor problema posible.

Este video te puede gustar