Agua de arroz, el paraíso para tu piel

¿Te has fijado cómo las chicas orientales tienen la piel súper tersa y suave, como de porcelana? Bueno, su secreto es la maravillosa agua de arroz. Te vamos a enseñar cómo prepararla y usarla para que puedas eliminar esas manchitas superficiales en tu rostro e, incluso, aclares zonas como las axilas y las ingles.

Ingredientes y preparación

Para comenzar, necesitarás 100 gramos de arroz blanco y una taza de agua. En un recipiente, vacía el arroz y el agua. Déjalo remojando toda la noche y al día siguiente cuela el arroz. Conserva el agua, te servirá para hacerte el tratamiento por siete días, así que guárdalo en el refrigerador para mantenerlo a salvo y que no se eche a perder.

¿Cómo la uso?

Lo primero que tienes que hacer es, después de tu día, quitar el maquillaje y lavar muy bien tu cara; no debe haber rastros de makeup en tu rostro. Después, remoja un algodón con el agua de arroz y frótalo por toda tu cara o la zona de tu piel que quieras blanquear. Déjala que se seque y NO la enjuagues. Ve a dormir con esto sobre tu piel.

Prepárate para lucir una piel radiante

Desde el primer día vas a notar que tu rostro se siente super suave e incluso te va a costar trabajo ver los poros de tu piel. Procura hacer esto diariamente hasta que tu piel tenga el tono que buscas. Además, puedes usarlo para combatir la piel seca y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, por lo que te verás más joven. Incluso, es posible usar el agua de arroz para darle brillo y suavidad a tu cabello.

Para obtener mejores resultados, hierve el agua con el arroz por cinco minutos en lugar de dejarla remojando. ¡Luce tu piel de porcelana!

Este video te puede gustar