Aceites esenciales: “El alma de las plantas”

Seguramente alguna vez has llegado a escuchar de estos aceites tan vendidos por distintas compañías de cosméticos pero, ¿qué son?, ¿para qué sirven?. Los aceites esenciales provienen de las plantas, en la antigüedad los alquimistas les llamaban “el alma de las plantas”,  están formados por substancias orgánicas volátiles como alcoholes, cetonas, éteres, etc.

shutterstock_212525245

Su extracción es a base de destilación en corriente de vapor de agua con alambique en general aunque existen otros métodos, esta técnica consiste básicamente en desmenuzar la materia prima que contiene la esencia; en general se encuentran en tallos, hojas y tronco, éstas se someten al vapor de agua en una temperatura muy alta arrastrando las moléculas volátiles a otro recipiente donde se le inyecta agua fría, al enfriarse el aceite esencial queda flotando en el agua ya que tiene menor densidad. Al residuo de agua fría se le llama agua floral, hidrolato o hidrosol, éste se usa también para fines cosméticos ya que también contiene propiedades importantes y tiene un olor muy agradable.

Sus propiedades varían según la planta que se haya utilizado para su producción sin embargo todos ellos tienen en mayor o menor grado  las siguientes características:

  • Antibióticosshutterstock_142518430
  • Regeneradores celulares
  • Antisépticos
  • Inmunoestimuladores
  • Antivíricos
  • Antinflamatorios
  • Mejoran la circulación sanguínea y linfática
  • Equilibran el estado de ánimo

 

 

Estos aceites pueden ser utilizados de distintas formas:

Vía respiratoria.

shutterstock_143890993

Ya que estos aceites son volátiles, al calentarse se evaporan, de esta manera nuestro cuerpo puede inspirarlos estimulando inmediatamente el estado de ánimo además de llegar a los alveolos pulmonares que llevaran las partículas volátiles a torrente sanguíneo. Su absorción dependerá de las características físicas de la persona que lo consuma.

Vía tópica.

shutterstock_81286882

A través de la piel los aceites esenciales podrán acceder a nuestro torrente sanguíneo penetrando las distintas capas de la piel, es necesario hacer conciencia de que éstos son muy puros por lo que no se debe aplicar directamente sobre la piel, se necesita un agente conductor , como puede ser aceite, alcohol, arcilla, etc.

Así mismo estos podrán penetrar las capas de piel según su calidad, es por esto que no es recomendable su uso a largo plazo ya que puede causar envenenamiento porque todo en exceso es malo. Tampoco es recomendable ingerirlo vía oral, salvo que un doctor te dé una receta médica.

Los aceites esenciales son muy nobles cuando se tratan con cuidado, ayudarán a nutrir y humectar tu piel además de mejorar tu ánimo. Sólo debes conservarlos cerrados, en un lugar frío y sin luz.

Si quieres checar a fondo qué se puede usar ingresa aquí.

Este video te puede gustar