Aceites comodogénicos, debes tener cuidado al usarlos

Por ahí está la creencia de que entre más natural sea un producto, le ofrecerá más beneficios a tu belleza. En el caso de la piel, no siempre es así. Desde hace algún tiempo, los aceites naturales se han vuelto los preferidos para cuidar de la dermis; pero no nos han dicho que no todos son aptos para todas las pieles. Por lo tanto, debes prestar especial atención a los aceites comodogénicos. Te explico.

Uso de los aceites

No es malo usar aceites, lo que debes tener en cuenta es el tipo de piel que tienes. Hay que prestar especial atención a las pieles con problemas de acné o grasas. Lo mejor será tener asesoría de un dermatólogo para que primero te diga qué tipo de piel tienes y así sepas qué productos son los más aptos para ti.

Tipos de aceites

Se clasifican por niveles, entendiendo que el nivel CERO es el más bajo y menos dañino con tu piel.

  • Nivel CERO, No comodogénico (no obstruye los poros). Aceite de semilla de cáñamo, de argán, de cártamo, de girasol, mineral, manteca de mango y de karité.
  • Nivel UNO, Obstrucción baja. Aceite de ricino, de granada, de caléndula, rosa mosqueta y de espino amarillo.
  • Nivel DOS, Moderadamente baja. Aceite de almendras, de semilla de uva, de albaricoque, de aguacate, de avellana, de cacahuate, de sésamo, de oliva, de semilla de calabaza, de hueso de melocotón o de baobab.
  • Nivel TRES, Obstrucción media. Aceite de soja, de algodón, de aguacate, de onagra, de maíz.
  • Nivel CUATRO, Comedogénico u obstrucción alta. Aceite de coco, de semilla de lino, de palma, de linaza, manteca de coco o de cacao.
  • Nivel CINCO, Comedogénico u obstrucción muy alta. Aceite de germen de trigo.

La piel tiene capas distintas

Cada capa de la piel tiene necesidades específicas, así que siempre será mejor que tengas el consejo de un especialista para no poner en riesgo tu salud y tu belleza.

Este video te puede gustar