6 ingredientes tóxicos que no deberías utilizar en tu rutina

Todas elegimos ciertos productos con los que podemos cuidar y tratar nuestra piel o cabello. En la mayoría de los casos los escogemos porque nos gusta la presentación, el precio es accesible o porque nos los recomiendan. Sin embargo, no prestamos atención a algo muy importante: sus componentes. Hay productos que tienen ingredientes tóxicos que dañan tu cuerpo.

Qué debes hacer

Es importante que conozcas las características de tu piel para que sepas qué ingredientes son mejores. No a todas nos funciona lo mismo y desde ahí puede empezar el problema. A continuación te mencionamos algunos ingredientes tóxicos que debes retirar de tu rutina o evitar por tu propio bien. Tranquila, porque también te damos opciones naturales que puedes considerar para sustituirlos.

Parabenos

La mayoría de los productos para manos o incluso los limpiadores domésticos tienen parabenos. Esta sustancia se usa para preservar la fórmula y así pueda durar aproximadamente cinco años. En caso de necesitar un sustituto, puedes recurrir al fermento de raíz de rábano Leuconostoc. Se trata de una bacteria que mantiene los alimentos fermentados. Es un conservador de origen natural que le da vida de un año a todos tus productos.

Fenoxietanol

Sus cualidades son similares a las de los parabenos y puede provocar reacciones alérgicas o nerviosas en quien lo usa. En su lugar, se recomienda usar anís berry, pues mantiene la integridad y eficacia de las fórmulas.

Hidroquinona

Los iluminadores contienen este ingrediente blanqueador que con el paso del tiempo debilita la piel. Puede causar cáncer, toxicidad o irritación en el tracto respiratorio. Un sustituto natural es el extracto de helecho marino. Tiene propiedades desintoxicantes y reduce la aparición de manchas oscuras.

Dimeticona

Es un silicio sintético que se usa para dar textura a los productos que se esparcen sobre la piel, sobre todo aquellos para minimizar el aspecto de las arrugas. La barrera que forma atrapa bacterias, pero seca la piel. En su lugar se recomienda usar fermento de bambú y musgo irlandés. Estos ingredientes proporcionan hidratación profunda para la piel, dejándola sedosa.

Polietilenglicol

Este ingrediente tóxico emulsiona una fórmula para mejorar la penetración de otros compuestos en la piel. Sin embargo, suele estar contaminado con impurezas como el óxido de etileno. Un sustituto es el cetearyl olivate, que es el ácido graso natural de las aceitunas. Brinda propiedades hidratantes a la piel, dejándola suave.

Retinol

Alisa la piel y reduce las cicatrices o el acné, pero es mejor si usas aceite de rosa mosqueta y espino cerval de mar. Estos aceites tienen vitamina A, que ayuda a la piel sin resecarla o dejarla sensible.

Este video te puede gustar